31 hinchas se quedaron sin entrada al Atanasio

Foto: Alcaldía de Medellín

31 hinchas se quedaron sin entrada al Atanasio

8 de marzo del 2017

Luego de la sanción impuesta a la Tribuna Norte por parte de la Dimayor, que prohíbe el ingreso de los hinchas del Medellín a los próximos dos partidos del equipo en la capital antioqueña, la Alcaldía anunció que los 31 aficionados que ocasionaron los desmanes fueron identificados gracias a las cámaras de reconocimiento facial que hay en el Atanasio Girardot.

Con lista en mano, que incluye nombre y número de cédula, el mandatario local aseguró que a todos se les prohibirá la entrada al estadio de la ciudad y, además, se buscará que la Dimayor no les permita el ingreso a los escenarios deportivos del resto del país.

Estas 31 personas se suman a las 400 que han sido sancionadas por su mal comportamiento en el escenario de fútbol de Medellín.

Según Federico Gutiérrez, quienes generaron los desórdenes en el partido que disputó el DIM contra Cali, el pasado sábado 4 de marzo, no son hinchas y deben ser castigados de acuerdo a la Ley del Fútbol. Por eso lamentó la sanción de dos fechas a la tribuna, porque considera que no todos los asistentes fueron responsables de los desmanes, además, sin la identificación, fácilmente los responsables pueden entrar a otra tribuna.

“Lo importante no es sancionar a la tribuna, sino individualizar. Hay un gran compromiso de los presidentes de los equipos locales: Deportivo Independiente Medellín y Atlético Nacional, para que los que sean identificados sean sancionados. No puede pagar justos por pecadores”, dijo el mandatario.

Gracias a la identificación de las cámaras, quienes generaron los disturbios no podrán ingresar al Atanasio durante un año, afirmó Gutiérrez.

Eduardo Silva Meluk, presidente del DIM, aseguró que el equipo ha avanzado en la identificación de los hinchas para tener la facilidad de limitarles la entrada a los que generen desórdenes.

“Esto no puede volver a pasar. Vamos a hablar con las barras para que contribuyan con este proceso”, señaló.

El alcalde Gutiérrez insistió en el asunto de las sanciones: “Estas personas pusieron en riesgo a todos los que estaban en el estadio, pero no se puede generalizar. Seguiremos avanzando para seguir sancionando a los responsables. La Dimayor ya tiene la base de datos de los individualizados para que no vuelvan a entrar a los estadios del país”.

Hechos como los del sábado ponen a tambalear la decisión de dejar entrar a las hinchadas rivales al estadio, que fue tomada luego del reforzamiento de las medidas de seguridad en el Atanasio Girardot. Desde marzo de 2016, cuando se tomó la determinación, se han presentado varios incidentes similares a los del fin de semana.

Para cerrar, Gutiérrez aseguró que “volver al estadio no puede convertirse en un karma para las familias. Algunos se están tirando el proceso que estaba funcionando y que permite que exista el fútbol en paz”.