Avanzan acuerdos con mesa minera de Segovia

Foto: @secminasant

Avanzan acuerdos con mesa minera de Segovia

27 de octubre del 2017

En Antioquia, las autoridades departamentales y la Mesa Minera socializaron avances en el cumplimiento de los acuerdos que se fijaron el 1 de septiembre y que permitieron levantar el paro minero en los municipios de Segovia y Remedios, que se llevó a cabo entre los meses de julio y agosto de este año.

La secretaria de Minas, Liz Margaret Álvarez Calderón, destacó el cumplimiento de la mayoría de los puntos por parte de las autoridades departamentales y nacionales.

“Se notó en la reunión una actitud muy favorable por parte de los representantes mineros y de las autoridades municipales, lo que permite avanzar en el compromiso adquirido en días pasados con la comunidad de los municipios de Segovia y Remedios”, puntualizó la funcionaria.

Durante este encuentro se acordó la necesidad de realizar un trabajo articulado en beneficio de la comunidad minera de estos municipios y avanzar en un plan comunicacional, que permita tener en cuenta las observaciones y sugerencias de las partes que conforman la Mesa Minera.

Mónica Grand, directora de formalización minera del Ministerio de Minas y Energía, manifestó que se está cumpliendo los 14 compromisos a los que se llegó para levantar el paro y destacó que en el que más se ha avanzado es en la caracterización de los pequeños mineros de la zona.

“Con la caracterización queremos conocer las condiciones en que estas personas están realizando su labor, además estamos trabajando en la delimitación de zonas industriales para que queden claros en los planes de ordenamiento territorial”, manifestó Grand.

Por su parte Eliober Castañeda, presidente de la Mesa Minera Segovia – Remedios, afirmó que gracias a los avances habrá una buena articulación en el trabajo conjunto entre el Gobierno Nacional y la mesa minera, lo cual permitirá un mejor proceso de formalización de los pequeños mineros.

En total fueron  44 días de paro minero en los municipios de Segovia y Remedios, en el nordeste de Antioquia, que dejaron millonarias pérdidas económicas.