Abatido ‘Jairo’, cabecilla del ELN

Foto: Ejército Nacional

Abatido ‘Jairo’, cabecilla del ELN

25 de marzo del 2017

La Séptima División del Ejército informó que en el marco de la operación Relámpago Rojo, que realiza de la mano con la Policía Nacional, fue abatido Álvaro Gelves Ortega, alias ‘Jairo’, cabecilla del frente José Antonio Galán del Ejército de Liberación Nacional.

El hecho se produjo en zona limítrofe entre el área rural del municipio de Santa Rosa, Bolívar, y la vereda Panamá de Remedios, Antioquia, hasta donde llegaron los uniformados de la Brigada 14 guiados por información de inteligencia militar, que daba cuenta de la presencia en la zona de miembros de ese grupo guerrillero.

Nelson Vanegas Acosta, comandante de la Brigada 14 de la Séptima División, informó a kienyke.com que con este hecho se sigue golpeando al ELN.

Entre 2016 y 2017, informó, han sido capturados cinco cabecillas de este grupo armado y se han neutralizado 69 combatientes.

“El ELN ha sido golpeado en su comando y control, teniendo en cuenta que se ha podido neutralizar a ‘Jairo’, el cabecilla del bloque José Antonio Galán; a Diego ‘Pitufo’ el año anterior – responsable del secuestro de un suboficial del Ejército –; a ‘Xiomara’, la segunda cabecilla capturada hace 20 días; a ‘Jacinto’ o el ‘Sarco’, hace 23 días, y a ‘Orqueta’. Quedaría ‘David’, del Frente de Resistencia Guamocó”, aseguró el comandante.

Durante la operación también fue abatido alias ‘El Flaco’, uno de sus hombres de seguridad de alias ‘Jairo’.

¿Quién era ‘Jairo’?

Álvaro Gelves Ortega, de 44 años, llevaba 17 en el ELN y desde hace cerca de tres años era el primer cabecilla del Frente José Antonio Galán. Por información que condujese a su captura o ubicación, las autoridades ofrecían hasta 120 millones de pesos de recompensa.

‘Jairo’ era señalado de participar en la planeación y ejecución de la acción terrorista en la que fueron asesinados cuatro soldados regulares del Batallón Bomboná en Anorí, Antioquia, en 2007.

También habría sido el responsable del secuestro de dos uniformados en 2008 en Cáceres, municipio del Bajo Cauca antioqueño. En el 2012 participó en una acción en la que resultó muerto un policía y seis más quedaron heridos en Barro Blanco, zona rural de Tarazá.

Ese mismo año estuvo involucrado en una acción terrorista donde hurtó dos fusiles de la fuerza pública. Y, para el 2014, planeó y realizó la acción criminal en la que fueron asesinados cuatro policías del Escuadrón Móvil de Carabineros y el secuestro de uno más en la vereda Bejuquilla de Cáceres.

Finalmente, el año anterior participó en el secuestro del cabo segundo Jair de Jesús Villar Ortiz en zona rural de Segovia, Antioquia.

En el hecho se incautaron dos pistolas, con munición para las mismas, equipos de comunicaciones, cinco memorias USB y documentación impresa con información perteneciente a ese grupo guerrillero, que a esta hora es analizada por personal de inteligencia militar.