Accidente de tránsito en la vía que comunica Medellín- Bogotá

Accidente de tránsito en la vía que comunica Medellín- Bogotá

13 de noviembre del 2016

Un accidente de tránsito entre una moto, un carro particular y un camión provocó  un enorme trancón en la autopista que comunica a Medellín – Bogotá. El choque se generó cerca a la zona de El Cabuyal, lugar donde ocurrió el derrumbe del pasado 26 de octubre.

Lea también: Terminó operativo de rescate de víctimas tras derrumbe en Antioquia

El cierre de la vía afectó el tránsito de los viajeros que aprovecharon el puente festivo para salir de paseo. Según informes de la dirección de tránsito de la Policía Metropolitana, la carretera quedo bloqueada y solo se habilitó el paso por un carril.

El conductor de la moto quedó con heridas leves, al igual que el parrillero, a está hora son atendidos en centros asistenciales de Antioquia. Por su parte, los ocupantes del vehículo particular, quedaron ilesos.

Además: Derrumbe en El Tambo, Cauca, deja cuatro muertos

Cuando finalice la atención de la emergencia, se dará paso por ambos carriles, según lo informó Devimed, concesionario de la vía.

La entidad agregó que la autopista volverá a operar es perfecto estado durante  el resto de fin de semana, “si las condiciones climáticas lo permiten”.

Indicando que no habrán cierres programados durante las siguientes dos noches y que continuará el paso a contraflujo por una de las calzadas.

Le puede interesar: Otro derrumbe se registró esta mañana en Antioquia

Luego del derrumbe que taponó los cuatro carriles de la vía y dejó a 16 personas muertas y a varias desaparecidas, el concesionario ha logrado remover más de 22.100 metros cúbicos de tierra de la zona donde cayeron alrededor de 60.000 que fueron removidos en aproximadas 177 horas, según informó el Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la Gobernación de Antioquia (Dapard).

 Las entidades de gestión de riesgo y movilidad siguen realizando monitoreos a la montaña, con el fin de evitar un nuevo derrumbe.