¿Por qué se cayó el avión de México?

1 de agosto del 2018

Por el protocolo no murió ninguna persona a bordo.

Aeronáutica Civil avión México

El avión tipo Embraer 190 que se desplomó la tarde del martes en el aeropuerto de Durango, noroeste de México, con 103 personas a bordo, tuvo un percance en la trayectoria inicial de despegue, informó este miércoles el director de Aeronáutica Civil, Luis Gerardo Fonseca Guzmán.

“Hasta el momento es muy temprano para determinar las causas del desplome, lo que sabemos es que durante la trayectoria inicial de despegue sufrió algún percance, salió de la pista y sufrió diversos tipos de daños”, dijo Fonseca en entrevista con el noticiario nacional MVS.

Sobrevivieron todas las personas que viajaban en el aparato de fabricación brasileña, 97 pasajeros, dos menores y cuatro tripulantes del vuelo 2431 de Aeroméxico, en la ruta Durango-Ciudad de México.

“No existe ningún indicio de las causas del accidente, hay muchos factores señalados, sin embargo, deberán ser analizados por la unidad de investigación”, dijo el funcionario de la dependencia federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La aerolínea informó que “al momento 64 personas han sido dadas de alta de hospitales locales”.

Tras desplomarse, antes de tomar más altitud de ascenso, el avión se salió de la pista y entró a desplazarse en el terreno localizado entre la pista y la ruta de rodaje del aeropuerto.

“Correr esta distancia de 200 a 300 metros provocó el daño en el fuselaje y el desprendimiento de los motores”, dijo Fonseca.

El recorrido de frenada “fue un desplazamiento horizontal, sin girar, lo cual no permitió daños mayores y que los pasajeros pudieran salir”, añadió.

Cuando el piloto detuvo finalmente el Embraer 190 de 10 años, una media vida útil en los estándares de antigüedad, “la tripulación procedió en ese momento a la evacuación de los pasajeros, como marcan los protocolos, y todos lograron salir antes de que se incendie, es lo que sabemos hasta el momento”, afirmó.

El capitán Carlos Galván Meyran, de 38 años, el copiloto, azafatas y pasajeros organizaron la evacuación inmediata que “salieron de manera ordenada, esa es la principal razón de la que podemos agradecer que no haya víctimas fatales”, dijo.

Enseguida entraron al rescate los cuerpos de emergencia del aeropuerto de Durango, de Protección Civil, militares y policías federales, que aplicaron correctamente los protocolos de seguridad, afirmó Fonseca.

Esta información tendrá que ser verificada por la Dirección General de Aeronáutica Civil y la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, con participación de los colegios profesionales de la industria, el fabricante brasileño Embraer y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de EEUU.

Con información de Sputnik.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO