Alberto Stylee y otros reguetoneros que han tenido líos con la justicia

Alberto Stylee y otros reguetoneros que han tenido líos con la justicia

17 de febrero del 2016

Los cantantes del género urbano no se han salvado de tener dificultades con la justicia. El ejemplo más reciente es el del reguetonero Alberto Stylee, que fue condenado a 17 años de prisión por intento de homicidio y porte ilegal de armas.

El caso de Carlos Alberto Pizarro (su nombre de pila) comenzó en 2012 cuando el cantante de la canción ‘Te imagino’, al parecer por celos, le habría disparado en dos oportunidades a Edwin Alfredo Moná.

La víctima denunció al artista, que dentro de trámites judiciales quedó absuelto. La decisión fue apelada por la defensa de Moná ante el Tribunal Superior de Medellín, entidad que tumbó la absolución y profirió la condena.

Otros casos

Don Omar, otro músico urbano, fue arrestado en 2014 por violencia de género contra su pareja. Luego de audiencias, el puertorriqueño quedó en libertad.

El conocido dúo conformado por Wisin y Yandel, también se presentó ante el Tribunal Federal de Puerto Rico, por asuntos vinculados al narcotráfico. Al parecer los reguetoneros habrían recibido pagos de narcotraficantes por presentaciones privadas.

Nicky Jam apareció en un video manejando un carro que se dijo pertenecía a Víctor Alfonso Mosquera, integrante del clan Úsuga. El cantante, que tuvo su renacer en Medellín, dijo que el carro se lo arrendó una mujer.