Alemania aprueba el matrimonio igualitario

Foto: Shutterstock

Alemania aprueba el matrimonio igualitario

30 de junio del 2017

El Parlamento alemán aprobó este viernes el reconocimiento legal al matrimonio entre personas del mismo sexo. La iniciativa recoge que las parejas del mismo sexo tendrán los mismos derechos que las heterosexuales, incluida la adopción.

La iniciativa, a tres meses de las elecciones generales, recibió el respaldo de 393 diputados en contra de 224 parlamentarios, entre los que se encontraba Merke, y se espera que entre en rigor antes de final de año. De esta forma, Alemania se convierte en el país número 24 en legalizar el matrimonio igualitario.

Se considera que la votación es histórica, debido a la larga lucha de la comunidad homosexual para conseguir el derecho de contraer matrimonio.

“Después de años de espera y esperanzas, las familias arcoíris en Alemania recibirán ahora el mismo reconocimiento ante la ley. Este es un hito histórico que inspirará aún más cambios para las personas LGTB+”, declaró la directora ejecutiva de ILGA, que agrupa a asociaciones de todo el mundo, Evelyne Paradis

“Esto ha sido el resultado de años de persistencia, y ahora es el momento de Alemania. El matrimonio igualitario no es el destino final. Las personas LGBT y sus familias necesitan sentirse seguras y apoyadas en todas las facetas de sus vidas, dentro de los registros civiles pero también fuera”

Merkel votó en contra

La canciller alemana, Angela Merkel aseguró que votó en contra de legalizar los matrimonios homosexuales, señalando que percibe el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer.

“En cuanto al matrimonio, estoy convencida de que el Artículo 6 de la Ley Magna trata de la unión entre un hombre y una mujer, por eso hoy voté en contra de esta ley”, señaló. Al mismo tiempo dijo que deseaba “orientar la discusión a un terreno en el que sea una cuestión de conciencia”.

También confío en que con la aprobación de esta ley se dé un paso “hacia la paz y la unidad social”.

Sin embargo, también aseguró que tras reflexionar al respecto, y considerando el bienestar de los menores, decidió que  “la adopción también debería ser posible” para las parejas homosexuales.

Merkel, consciente de las diferentes opiniones en su partido, decidió que los diputados del grupo parlamentario conservador votaran en conciencia.

La Unión Demócrata Cristiana (CDU por sus siglas en alemán, con 253 mandatos) presidida por Merkel y la Unión Social Cristiana (CSU, con 53 mandatos), que son aliadas desde hace años, se opusieron a la promulgación de esa ley.