Alerta roja en Hidroituango ante nuevos deslizamientos

29 de mayo del 2018

Ante los recientes deslizamientos de tierra que se presentaron en el proyecto de Hidroituango, las autoridades tomaron la decisión de volver a la alerta roja en los corregimientos de Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y los municipios de Cáceres y Tarazá.  A través de un comunicado, los ministerios de Minas y Energía, Ambiente y Desarrollo Sostenible, […]

Alerta roja en Hidroituango ante nuevos deslizamientos

Ante los recientes deslizamientos de tierra que se presentaron en el proyecto de Hidroituango, las autoridades tomaron la decisión de volver a la alerta roja en los corregimientos de Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y los municipios de Cáceres y Tarazá.

A través de un comunicado, los ministerios de Minas y Energía, Ambiente y Desarrollo Sostenible, en conjunto con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales -ANLA, el Servicio Geológico Colombiano, el DAPARD y EPM, establecieron “técnicamente acoger nuevamente lo determinado en la circular 034 del 19 de mayo de 2018”.

Esto significa que, tras hacer un seguimiento y monitoreo a la situación que se presenta en Hidroituango, se implementa nuevamente “la evacuación permanente de carácter preventivo de las poblaciones”.

Desde el Puesto de Mando Unificado establecido en Valdivia desde los primeros días de la emergencia por el bloqueo de uno de los túneles de paso de agua del río Cauca, las autoridades pidieron a los gobernadores y coordinadores de gestión del riesgo de Antioquia, Sucre, Bolívar y Córdoba y a los alcaldes de los diferentes municipios en alerta, que tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las poblaciones en riesgo en caso de que la presa llegue a romperse.

“Se invita a los alcaldes y a las comunidades ribereñas del Bajo Cauca a seguir las recomendaciones de las autoridades, mantener la alerta preventiva, todo con el fin único de proteger y salvaguardar la vida”, manifiesta el documento.

El gerente de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, informó que en ocho días se alcanzará el nivel 415 en la presa y se va a terminar el lleno de las losas en el vertedero, que permitirán dar más seguridad a las comunidades aguas abajo del proyecto.

El directivo también comentó que “el sábado en la tarde se presentó un derrumbe en la parte alta de la montaña donde están las obras principales, que inicialmente no tuvo ninguna consecuencia ni en vidas humanas ni sobre la infraestructura del proyecto. Pero en estos dos días, que la zona ha presentado algunos movimientos adicionales, se siguen los protocolos de evacuación”.

Londoño comentó que en la tarde de este martes se detectó un movimiento en el mismo sitio y por protección se ordenó evacuar a todo el personal de la obra, tanto a los trabajadores de los túneles, del vertedero y del lleno de la presa, “esperando la evolución de esta situación”.

“Cuando las condiciones geotécnicas vuelvan a niveles normales, se restablecerán los trabajos”, puntualizó el funcionario. Y añadió que es muy difícil determinar cuál es el volumen de material que pueda desplazarse, pero se toman las medidas de prevención.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO