Disidente de Farc sería líder de grupo ilegal en Briceño

Disidente de Farc sería líder de grupo ilegal en Briceño

28 de febrero del 2018

Una grave denuncia fue hecha en Antioquia en la que advierten que un excombatiente de las Farc, que hizo parte del proceso de paz, dirigiría una organización criminal en el norte del departamento.

La denuncia fue hecha por el gobernador de Antioquia, Luis Pérez quien indicó que esta persona, identificada como Ricardo Abel Ayala Urrego, alias ‘Cabuyo’ o ‘Jeferson Martínez’, estaría recibiendo los beneficios de los exguerrilleros.

“Lo que yo diga no es nada nuevo, he siempre pedido que se haga un proceso de posconflicto con disciplina y con mucha orden y hoy se puede observar que este proceso está diluido y eso ha hecho que miembros de las FARC que estaban en zonas de normalización, estén saliendo sin rumbo fijo”, indicó Pérez.

Además el mandatario regional añadió: “Yo personalmente manifesté una inquietud al Gobierno Nacional, en la que manifesté que en Ituango y parte de Briceño está ‘Cabuyo’ con un grupo dedicándose al narcotráfico”.

Para el mandatario regional y autoridades departamentales, esta persona en la actualidad lidera una disidencia del frente 36 de las Farc en el norte de Antioquia, específicamente en Briceño e Ituango, donde se han registrado al menos 20 hechos delictivos, sembrando temor y zozobra entre los habitantes en esa región del departamento.

La Oficina del Alto Comisionado de Paz, señaló a medio locales que  alias ‘Cabuyo’ hizo parte de todo el proceso de dejación de armas de las Farc y se integró a la zona veredal, ahora llamado Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, de La Plancha en el municipio de Anorí, nordeste de Antioquia.

En Antioquia según indicó la administración departamental había 1.100 guerrilleros en las cinco zonas de normalización y ahora algunos están volviendo a la ilegalidad y están conformando bandas de delincuentes en varias regiones del departamento.

En el norte de Antioquia se está presentando una preocupante situación de orden público, debido a la disputa territorial entre disidencias de las FARC e integrantes del ‘Clan del Golfo’, por el control de cultivos ilícitos.