Se suspende un mes el cobro de peajes en Urabá

Se suspende un mes el cobro de peajes en Urabá

6 de enero del 2018

La Agencia Nacional de Infraestructura -ANI- determinó que suspende por un mes el cobro de peajes en el Urabá antioquieño, debido a los intensos disturbios de los manifestantes y fuerza pública.

La recmendación y propuesta para bajar la violencia en la zona la hicieron las alcaldías de Carepa, Apartadó, Chigorodó y Turbo; además por las Fuerzas Militares.

El costo de tres peajes en 75 kilómetros es la razón de los protestantes que dejó serios ataques a las autoridades, el saqueo de oficinas de algunas alcaldías y el incendio premeditado de los peajes de Riogrande y Cirilo.

Según la ANI estos peajes son necesarios para la financiación de las autopistas al Mar 2. Esto permite conectar a Urabá con Medellín y Montería. Sin embargo, en los primeros días del año las personas solo pudieron pagar uno de estos peajes.

Tres peajes en menos de 60 kilómetros

Cabe mencionar que el eje bananero de la región está compuesta por 11 municipios de los cuatro están a menos de diez minutos uno del otro. La población de esta zona transita entre los poblados como si fuesen barrios debido al trabajo, estudio u otras actividades que se mantengan en la región.

Jhon Jaime Urrea, vocero de la organización que está en contra de a ubicación de los peajes argumentó la protesta: “La normatividad indica que las casetas de peaje tipo B, techo azul, las que ubicaron, no pueden estar a menos de 40 km la una de la otra, y aquí tenemos tres en menos de 60 km”, afirmó a medios nacionales.

Urrea explicó el porqué de la ola violenta en la región y alude a la poca atención del Gobierno con la situación de las personas en la región y la precariedad de algunas para pagar tres peajes en un solo día. “La gente vio que queríamos volver a la calma y al orden, pero salió el ministro a decir que las casetas se quedaban y eso fue el detonante”.

Se espera que en las próximas horas el Gobierno junto con los voceros de la manifestación lleguen a un acuerdo sobre el cobro y ubicación de los peajes para la comunidad.