Argos agotará vías legales ante multa de la Superintendencia

Foto: Cementos Argos

Argos agotará vías legales ante multa de la Superintendencia

12 de diciembre del 2017

Tras conocerse la sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio a tres cementeras del país: Argos, Cemex y Holcim, por cartelización empresarial para fijar precios del cemento desde 2010, la primera de ellas se pronunció manifestando su rechazo a la multa de más de 73.000 millones de pesos que le fue impuesta.

Ante la acusación del ente regulador de que las compañías favorecieron un “acentuado comportamiento paralelo de precios entre enero de 2010 y diciembre de 2012”, Cementos Argos aseguró que no comparte la decisión y afirmó que aportó todos los argumentos y pruebas que demuestran que “no se incurrió ni en paralelismo consciente de precios, ni en cartelización, ni en una práctica contraria a la libre competencia”.

Además, manifestó que se incurrió en “errores estructurales” en el análisis del mercado de cemento en Colombia por parte de la Superintendencia.

Según la empresa, “ello incidió de forma sustancial en las conclusiones equivocadas sobre la existencia del paralelismo a las que llegó la entidad”.

Además, la compañía afirmó que aportó un completo y sólido estudio económico preparado por expertos independientes, “en el que quedó claro que el fenómeno del paralelismo de precios no se presentó y tampoco el elemento consciente que la Superintendencia deduce de manera equivocada a partir de hechos circunstanciales que fueron explicados de forma amplia y suficiente por Argos”.

Para concluir, la cementera aseguró que agotará todos los recursos legales contra la decisión de la Superintendencia para demostrar su correcto proceder.

La sanción a Argos, Cemex y Holcim por cartelización

El anuncio sobre la multa, que para las empresas involucradas asciende a más de 200.000 millones de pesos, fue anunciada la mañana de este martes por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Uno de los argumentos de la entidad es que el precio del cemento que se manejó durante el periodo investigado (2010 – 2012) aumentó en 29, 9% mientras que la inflación causada en ese mismo periodo fue de 9.3%. Eso quiere decir, según la Superintendencia, que en ese periodo el precio aumentó más del 20% por encima de la inflación en un mercado que reportó ventas superiores a 8 billones de pesos.