Asamblea aprueba reorganización de Savia Salud

Asamblea aprueba reorganización de Savia Salud

19 de abril del 2018

Luego de un debate adelantado en la Asamblea de Antioquia, esa corporación dio vía libre al gobernador Luis Pérez, para que haga parte del proceso de reorganización de Savia Salud, pero condicionó la venta de esta EPS.

Durante el debate, los corporados hicieron modificaciones, entre las que se destaca la eliminación de dos parágrafos que tenía la Ordenanza 39 de 2012, que limitaban a que las acciones de Savia Salud estuvieran sólo en el sector público hasta el 51 por ciento; lo que permite que el porcentaje privado puede superar este tope.

La participación del gobernador, que será hasta por dos meses, fue autorizada por medio de la aprobación este miércoles del proyecto de ordenanza número 9, por la Asamblea departamental de Antioquia, pero esa corporación no aprobó, la enajenación de las acciones que el departamento tiene en la EPS, que corresponde al 36,65 por ciento.

“Aprobamos la iniciativa de respaldar a los socios en el proceso de reorganización. Pero hay que aclarar que no aprobamos enajenación ni venta de la participación del Gobierno departamental en Savia Salud. Esta se aplaza hasta que la banca de inversión (que realiza un estudio técnico sobre esta Entidad) arroje resultados”, señaló el diputado Braulio Espinosa, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

Por su parte Santiago Martínez, presidente de la Asamblea manifestó que la gobernación de Antioquia podrá, después del estudio de la banca de inversión, crear empresa o asociarse, y “se verá obligado a buscar quién pagará el No POS y a capitalizarla”.

Savia Salud es la mayor EPS del régimen subsidiado en Antioquia, tiene presencia en 116 municipios del departamento, comenzó su operación en mayo de 2013 y desde entonces ha venido presentando pérdidas económicas según señaló la Gobernación de Antioquia en un balance entregado sobre la entidad.

En un informe presentado por la Superintendencia en agosto de 2017,  se señaló que esa EPS no cumplía con los indicadores financieros y de solvencia, al acumular, con corte al 31 de mayo de 2017, pérdidas por $541.834 millones, suma que comprometía su viabilidad financiera.