35 muertos por el ataque suicida en Kabul

@husain_buyook

35 muertos por el ataque suicida en Kabul

24 de julio del 2017

Las autoridades de Afganistán elevaron a 35 muertos y más de 40 heridos el resultado preliminar de la explosión de un coche bomba que un terrorista suicida detonó el lunes por la mañana en el oeste de Kabul.

El balance de última hora fue proporcionado por el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Najib Danish. Más temprano se confirmó la cifra de 24 víctimas mortales y al menos 42 heridos.

“Veinticuatro personas murieron y 42 resultaron heridas en el atentado de esta mañana en Kabul, todas ellas civiles. El coche bomba se lanzó contra un autobús que transportaba a empleados del Ministerio de Minas”, declaró Najib Danish.

La explosión, que tuvo lugar a las 7.00 hora local, destruyó tres vehículos y una quincena de tiendas.

“El coche explotó delante del primer puesto de control de la residencia de Moqaqeq, dejando muertos y heridos entre los guardias y los civiles. Creemos que quería alcanzar la casa de Moqaqeq, pero nuestros guardias lo detuvieron”,aseguró el portavoz del parlamento.

El ataque fue reclamado por el Movimiento Talibán que dijo haber apuntado a un autobús con agentes de inteligencia. El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, aseguró que objetivo del atentado eran dos autobuses que llevaban bajo vigilancia dos meses.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha denunciado el “cobarde ataque” contra civiles y el primer ministro, Abdulá Abdulá, prometió que los responsables tendrán que rendir cuentas ante la justicia.

El conflicto interno en Afganistán causó la muerte de 1.662 civiles y dejó heridos a 3.581 en el primer semestre de 2017, según la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama por sus siglas en inglés)

Un 40 por ciento de estas víctimas civiles fueron resultado de ataques con explosivos perpetrados por diversos grupos que luchan contra el gobierno.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad a raíz de los ataques perpetrados por el movimiento islamista Talibán, el grupo terrorista Estado Islámico (Daesh) –ambos proscritos en Rusia– y otras formaciones radicales.

El ataque más mortífero de los últimos quince años se produjo en Kabul en mayo pasado y se saldó con 92 civiles muertos y unos 500 heridos, según Unama.

Con información de Sputnik Noticias.