Baja venta de licor perjudicará la salud en Atlántico

13 de diciembre del 2017

Esa es la advertencia de la Gobernación, al bajar el consumo por el Código de Policía.

Baja venta de licor perjudicará la salud en Atlántico

Foto: Wikipedia

Una preocupación particular asaltó esta semana a las autoridades del departamento de Atlántico: la disminución de la venta de licor, especialmente la cerveza, debido a las restricciones impuestas por el Código de Policía, podría afectar directamente los recursos para la salud.

Es por eso que la Gobernación del Atlántico, por medio de la Federación Nacional de Departamentos, FND, hizo un llamado al Gobierno Nacional para que ayude hacer una mejor interpretación del nuevo código y así analizar si las terrazas o andenes de las tiendas pertenecen a sus propietarios o, por el contrario, si se constituyen en espacio público, ya que esta es una de las causas por las cuales muchos tenderos han dejado de vender licores en sus establecimiento comerciales.

Juan Carlos Muñiz, secretario de Hacienda del Atlántico, en declaración con medios locales, aseguró que existe una mala interpretación del código, debido a que la Policía está sancionando a los tenderos por permitir que en las terrazas de sus negocios se consuman bebidas embriagantes.

Para el funcionario, el más perjudicado con esta situación es el sistema de salud del departamento, ya que deja de recibir por conceptos de impuestos gran cantidad de recursos, además sostuvo que este año el crecimiento de los ingresos por venta de la cerveza solo fue del 1 por ciento , mientras que en el mismo periodo de 2016 era del 4 por ciento.

Además indicó que se estudiará la posibilidad de demandar ante el Consejo de Estado el artículo 139 del Código Nacional de Policía por la ambigüedad en la definición de espacio público.

Los recursos que ha perdido la salud en Atlántico

Según la Unión Nacional de Comerciantes (Undeco), con la implementación del nuevo código de la Policía, esta disminución en ventas se debe a que muchos clientes no se atreven a consumir licor en las tiendas como habitualmente lo hacían, por temor a ser sancionados por la Policía Nacional.

Según cifras entregadas por la Secretaría de Hacienda, en el departamento del Atlántico en lo que va de 2017, ha dejado de percibir una suma cercana a los 6.000 millones de pesos por la caída de las ventas de cerveza.

De los $160.000 millones que se proyectaban recibir en impuestos por la venta de licor en todo el departamento, se dejaron de percibir $8.000 millones, lo que afecta el sistema de salud en el Atlántico.

Según el nuevo Código de Policía y Convivencia, aquellas personas que consuman bebidas alcohólicas o sustancias psicoactivas en espacios públicos, se exponen a multas tipo tres, que corresponde a comportamientos indebidos, y tendrán que pagar 393.440 pesos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO