La molestia del artista que fue utilizado por “cristianos y políticos”

16 de agosto del 2016

“Es una lástima que quieran seguir criando a sus hijos en fanatismo e ignorancia”.

La molestia del artista que fue utilizado por “cristianos y políticos”

Tom Bouden, el artista homosexual autor de ‘In bed with David & Jonathan’ (En la cama con David y Jonathan), el cómic usado para atacar la llamadaideología de género“, impuesta supuestamente por el Ministerio de Educación, habló sobre el enorme debate que se generó en las últimas semanas en Colombia en torno a la educación sexual y los manuales de conviviencia en los colegios

Lea tambiébn: El cómic sexual con el que arremetieron contra Gina Parody

Aunque todo se trató de una equivocación, dado que nunca se utilizaron las que se creyeron eran unas “cartillas”, el hombre de origen belga expresó su molestia, al señalar que tomaron su trabajo para tergiversar el contenido.

“Es una lástima que cristianos y políticos de extrema derecha distorsionen la información para desprestigiar lo que ha hecho el Ministerio y quieran seguir criando a sus hijos en fanatismo e ignorancia. Y no me gusta nada que usen mi trabajo para ese propósito”, dijo a Vice.com

Además le puede interesar: (Video) El mensaje de apoyo de famosos colombianos a niños y jóvenes Lgbt

Bouden fue más allá y se refirió a la sentencia de la Corte Constitucional que pide revisar los manuales de convivencia. Para él es una oportunidad perfecta para generar espacios de inclusión y tolerancia.

“Los años del colegio son los más difíciles de los niños lgbti. Entonces hacer conciencia puede ayudar a prevenir las peores cosas, como un suicidio”, opina el artista, quien empezó a hacer cómic  para sus amigos, cuando solo tenía nueve años.

Sobre  la orientación sexual, piensa que se trata de un tema biológico, y por eso nada tendrían que ver ciertos elementos como cartillas.

Y según afirma, contrario a lo que sucedió en Colombia con la divulgación de su cómic, en Bélgica nunca lo han insultado por el contenido erótico, o para algunos, pornográfico.

“Nadie nunca se ha acercado a mí a decirme me volví gay por ver tus cómics. No aparece ni siquiera un pene. Es triste ver que todavía haya gente que encuentra ese tipo de cosas intensamente desagradables”, resalta el artista, quien también es autor de ‘Max es Sven’, es una historia con tinte autobiográfico que habla de un joven que se enamora de su mejor amigo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO