Avianca pide a miembros de Acdac regresar a sus labores

Avianca pide a miembros de Acdac regresar a sus labores

12 de Octubre del 2017

La disputa legal entre Avianca y los miembros de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) continúa. Pese a la negativa por parte de los pilotos de regresar a sus labores, nuevamente la aerolínea, a través de una carta radicada este 12 de octubre, les pidió volver a trabajar “respetando nuestro Estado Social de Derecho, acatando las autoridades que se han pronunciado”.

De hecho, Avianca aseguró que desde que iniciaron el cese de actividades el pasado 20 de septiembre, han dejado de percibir cerca de 50 millones de dólares por concepto de ventas de billetes. Cabe recordar que Acdac comenzó una huelga con 702 pilotos, que equivalen a la mitad de la plantilla que reclaman mayores salarios y otros beneficios laborales.

Tras 21 días de para, aseguran que ven con preocupación la falta de entendimiento que Acdac ha tenido sobre el impacto negativo derivado de las vías de hecho que han tomado, “desconociendo realmente el efecto de este cese ilegal en la economía nacional, el impacto en el sector turismo y las necesidades de las personas por desplazarse por temas médicos o personales”.

Asimismo, recuerdan que el pasado viernes 6 de octubre la Sala Laboral del Tribunal Superior de Bogotá sentenció la ilegalidad del cese. Incluso, los recursos legales que han utilizado, les ha dado la razón a la Aerolínea y les ha pedido a los trabajadores involucrados en esta huelga regresar a sus labores.

Por esta razón, Avianca anota que tiene la determinación de honrar los compromisos asumidos por el sector privado de respeto a los derechos laborales, lo cual implica la obligación de velar por el bienestar de los clientes y pasajeros, así como la sostenibilidad de la Compañía en el largo plazo.

La misiva, firmada por Ana María Rubio, Diana Calixto, Eduardo Mendoza y Roberto Held, pide al capitán Jaime Hernández, como presidente de Acdac, mediar con sus afiliados con el fin de regresar a sus labores y acatar los fallos laborales.