Fuerzas venezolanas impiden paso de ayuda humanitaria

23 de febrero del 2019

La guardia nacional bolivariana bloquea la frontera.

Ayuda Humanitaria Venezuela

@isonmayu

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana mantienen enfrentamientos este sábado con cientos de civiles que buscan despejar el paso fronterizo por el puente Francisco de Paula Santander, que conecta a la ciudad de Cúcuta con la población venezolana de Ureña para pasar ayuda humanitaria.

Los enfrentamientos, con piedras por parte de los civiles y gases lacrimógenos por parte de los guardias, iniciaron hacia las 12:45 hora local luego de que los civiles se acercaron al lado venezolano del puente y pidieron a los uniformados que permitieran el paso de las ayudas, constató Sputnik en el lugar.

En los hechos, según observó esta agencia, resultó afectado por los gases un menor de edad, que es llevado en ambulancia a un centro médico local.

A su vez, en otro de los puentes fronterizos con Venezuela, el Simón Bolívar, también se registran en este momento enfrentamientos, según reportes de medios de comunicación local.

Más temprano, una caravana compuesta por varios camiones venezolanos salió desde el centro de acopio de ayuda humanitaria en la localidad de Tienditas para descargar ayudas humanitarias que se prevé pasar al país caribeño en una cadena humana a través de tres pasos fronterizos del total de cuatro que hay entre los dos países.

Esa ayuda humanitaria “va camino a Venezuela de manera pacífica para salvar vidas”, dijo el líder opositor Juan Guaidó poco antes de dar la partida a los camiones, los cuales despidió desde el estribo de uno de ellos en el centro de acopio de Tienditas.

El pasado 5 de enero Guaidó -quien pidió la ayuda humanitaria para su país ante la comunidad internacional- fue elegido presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

Luego, el 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anuló su designación, Guaidó se proclamó a sí mismo como “presidente encargado” de Venezuela tras apelar un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición califica de fraudulentas, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países, mientras que Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, mantienen el apoyo al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay, por su parte, se niegan a reconocer a Guaidó, se declaran neutrales y proponen un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO