Van 17 fallecidos por tragedia invernal en Manizales

Foto: Unidad de Gestión del Riesgo

Van 17 fallecidos por tragedia invernal en Manizales

20 de abril del 2017

Mientras Mocoa, Putumayo, se levanta de la avalancha que dejó más de 300 muertos, los organismos de socorro adelantan labores de búsqueda y rescate en Manizales, Caldas, por una nueva tragedia invernal.

De acuerdo con el más reciente balance de las autoridades, son 17 las personas que han muerto como consecuencia de los deslizamientos de tierra ocurridos en la madrugada de este miércoles tras las fuertes lluvias. De ellas, ocho ya han sido identificadas por Medicina Legal.

Además, el mismo presidente Juan Manuel Santos confirmó que 80 viviendas han resultado con afectaciones y más de 500 familias de unos 16 barrios perjudicados están damnificadas. Hasta el momento 23 personas están heridas y seis más aún desaparecidas.

“Quiero decirle a las familias de las víctimas que nuestros corazones están con ellos. Vinimos a expresar nuestra solidaridad y a acompañarlos en esta tragedia y en este dolor”, afirmó el mandatario.

Calamidad pública en Manizales

El alcalde José Octavio Cardona, acompañado del ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, declaró la calamidad pública y la alerta roja por la emergencia con el fin de adelantar acciones urgentes para atender la situación. Una de las primeras fue suspender las clases en colegios y universidades de la capital de Caldas.

Hay máxima atención a Persia, Cerro de San Cancio, Aranjuez y El Lavadero, los barrios más afectados y cuyos residentes tuvieron que evacuar.

“La Gobernación de Caldas y el sistema de riesgo en Manizales ha funcionado correctamente. Estamos complementando los trabajos, ayudando a buscar los desaparecidos, y así poder comenzar la reconstrucción. Por supuesto hay que mirar la ayuda humanitaria a todos los damnificados”, añadió Santos.

La Cruz Roja seccional Caldas recibe aportes económicos mediante la cuenta 639124940 del BBVA. Por ahora no reciben donaciones materiales.

Cabe recordar que en 2011 Manizales enfrentó una emergencia similar. Un deslizamiento en el barrio Cervantes cobró la vida de 48 personas.

Finalmente, el jefe de Estado dijo que la emergencia es un efecto del cambio climático.

“Esto es producto del cambio climático. Cuando hay aumento de la temperatura, las nubes se cargan más y llueve con más intensidad”, declaró.