30 bomberos atrapados tras desplome de un edificio en Teherán

30 bomberos atrapados tras desplome de un edificio en Teherán

19 de enero del 2017

Decenas de personas resultaron heridas luego de que se derrumbara un centro comercial de 17 plantas en Teherán, Irán, producto de un gran incendio.

Según los servicios de emergencia, alrededor de medio centenar de personas quedaron atrapados en los escombros del edificio del centro comercial Plasco, entre ellas entre 20 a 30 bomberos. Las últimas cifras apuntan a 70 heridos, de los cuales 23 fueron trasladados al hospital.

Lea también: Fuerte temblor en el noroccidente del país

El incendio comenzó a las 8:00  a.m, hora local, por lo que la mayor parte de los trabajadores no se encontraban en el edificio en el momento en que se inició el fuego. El siniestro ardió durante tres horas y media antes de que el centro comercial colapsara. Los alrededores del centro comercial han sido bloqueados para facilitar las labores de rescate y los edificios aledaños, entre ellos las embajadas de Turquía y Reino Unido, fueron evacuados. Decenas de ambulancias, camiones de bomberos y helicópteros se encuentran atendiendo la emergencia.  

Algunas imágenes transmitidas a través de las redes sociales muestran el dolor y preocupación de los equipos de rescate tras el colapso.

Hasta el momento no se conocen las causas del incendio, pero se sabe que comenzó en la novena planta. El gobernador de Teherán, Hosein Hashemí, descartó que se trate de un acto terrorista.

Además: Rolls-Royce deberá pagar multas millonarias a tres países

Según RCN Radio, un testigo de los hechos manifestó que se las escenas fueron “horrorosas”: “Parecía que se extinguían las llamas y los servicios de emergencia dijeron que estaba controlado el incendio, pero luego revivió”. Los testigos también declararon que no sólo los bomberos se encontraban en el edificio al momento del colapso, sino también algunos comerciantes y fotógrafos.

El edificio en el que se encontraba el centro comercial Plasco, fue construido en 1962 y era considerado el primer edificio alto y moderno de Irán y estaba ubicado en el centro de Teherán.