Sorprendente cambio de ‘Toreto’, habitante de calle que robó volqueta

20 de septiembre del 2016

Iván Darío Becerra fue protagonista de una persecución en Bogotá en enero pasado.

Sorprendente cambio de ‘Toreto’, habitante de calle que robó volqueta

Iván Darío Becerra, el habitante de calle que se robó una volqueta en Bogotá y fue protagonista de una persecución en enero pasado, tuvo un sorprende cambio.

En la audiencia en la que fue condenado a 21 meses de cárcel, se le vio con una apariencia bastante distinta a la que tenía el día en que las autoridades le pusieron el alias de ‘Toreto’, por andar a toda velocidad en el centro de la ciudad como el protagonista de ‘Rápidos y Furiosos’.

Lea también: Él fue la víctima de los fleteros que hoy busca la policía

La transformación de ‘Toreto’

De tener el cabello enmarañado, largo y sucio, igual que sus prendas de vestiral parecer sin bañarse durante varios días, pasó a lucir ropa limpia y cabello corto

Además: Razones por las que Presidencia le dijo no al debate entre Santos y Uribe

En la madrugada del pasado 20 de enero, ‘Toreto’ se subió al vehículo que estaba parqueado a la altura de la calle 39 con Avenida Caracas.

“Yo la vi ahí tan chévere, y me le subí por el estribo de la parte izquierda y dije ‘tan linda, venga yo me la llevo’”. Y así fue, prendió la volqueta y huyó por al menos 20 cuadras. Decenas de uniformados lo perseguieron con el fin de evitar un accidente, recuperar el vehículo y detener al hombre de 29 años.

Le puede interesar: El sorprendente cambio físico de estos ‘Protagonistas de Nuestra Tele’

“Iba como a 100 kilómetros (…) Me sentía como en un videojuego ”, dijo una vez fue detenido por miembros de la Policía de Bogotá.

Luego de declararse inocente, un juez decidió enviarlo al pabellón psiquiátrico de la cárcel Modelo de Bogotá por sus antecedentes de consumo de drogas.

Nueve meses después, alias ‘Toreto’ alcanzó un preacuerdo con la Fiscalía y aceptó el delito de tentativa de hurto, por lo que seguirá recluido en un centro penitenciario.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO