Campesinos e indígenas toman sede del Ministerio de Agricultura

Campesinos e indígenas toman sede del Ministerio de Agricultura

1 de septiembre del 2015

Unos 250 campesinos e indígenas se tomaron las instalaciones del Ministerio de Agricultura de Colombia para, según dijeron, exigir al Gobierno el cumplimiento de acuerdos pactados en las huelgas agrarias de 2013 y 2014.

Los manifestantes, que llevaban banderas y bastones, y algunos de los cuales estaban encapuchados, formaron un cordón frente a la sede ministerial situada en la céntrica Avenida Jiménez, mientras que otro grupo se concentró en las instalaciones del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

En la protesta participan miembros del Congreso de los Pueblos, del cual hacen parte la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), el movimiento de izquierdas Marcha Patriota, organizaciones campesinas y de afrodescendientes.

“Llegaron unas 250 personas, varias de ellas encapuchadas con bastones de mando, con expresiones de Marcha Patriótica, indígenas y afros que entraron violentamente al Ministerio, porque no pidieron cita”, dijo a periodistas el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

El funcionario agregó que el Gobierno ha estado listo al diálogo, “pero no bajo estos hechos de fuerza”, dijo.

Los manifestantes exigen que el Gobierno cumpla todo lo pactado, especialmente en materia de desarrollo agrícola, en los acuerdos que pusieron fin a las huelgas de campesinos que paralizaron amplias regiones del país entre agosto y septiembre de 2013 y abril y mayo de 2014.

Iragorri añadió que el Ministerio de Agricultura ha recibido de las organizaciones sociales 250 proyectos productivos, de los cuales 80 han recibido el visto bueno para su ejecución, mientras que los demás “no cumplen con los parámetros establecidos por la ley”.

Por su parte, el consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, aseguró que llevan más de 16 meses esperando que el Gobierno cumpla lo acordado.

“Nos dieron unas directrices y unos tiempos, pero en múltiples oportunidades el ministro nos ha dejado metidos (plantados) y cuando hacemos algún reclamo la respuesta es que nos están cumpliendo, pero al día de hoy no hay nada concreto”, afirmó Arias a periodistas.

El líder indígena dijo que están abiertos al diálogo y a la negociación, siempre y cuando el Gobierno cumpla.

Arias reconoció que decidieron tomar el Ministerio de Agricultura “porque la gente no aguanta más”, y aclaró que no han agredido a nadie.

Según el dirigente de la ONIC, también hay plantones de protesta en departamentos como Cauca (suroeste) y Santander (noreste). EFE