Capturas y demolición de casas en Amagá por microtráfico

Foto: Policía Antioquia

Capturas y demolición de casas en Amagá por microtráfico

1 de noviembre del 2017

Un megaoperativo llevado a cabo desde la madrugada hasta la tarde de este miércoles 31 de octubre en Amagá, Antioquia, dejó como saldo la captura de 31 personas y la demolición de 12 viviendas que eran usadas como lugares de acopio y comercialización de droga. 

Para la secretaría de Gobierno departamental, Victoria Eugenia Ramírez, esta operación es un golpe contundente contra la delincuencia y permite seguir saneando el suroeste antioqueño.

“Se aplicó la ley 1801 de extinción y demolición por el uso indebido de las propiedades para la venta y el manejo de estupefacientes”, comentó. 

Por su parte, el coronel Carlos Mauricio Sierra Niño, comandante del departamento de Policía Antioquia, informó que las personas capturadas pertenecen a la estructura delincuencial ‘La Balastrera’, que actuaban en esta localidad como ‘outsourcing’ del Clan del Golfo no solo en el tráfico de drogas sino en el cobro de extorsiones.

Foto: Policía de Antioquia

“Con esta importante operación denominada ‘Némesis’ se contrarresta que se sigan registrando homicidios en el sector, producto de la disputas entre bandas por el control del territorio”, explicó el comandante.

Para lograr las capturas fueron necesarios 28 allanamientos en los barrios Camilo C, Cuatro Esquinas y en el Parque Principal

Según la Policía,  los delincuentes de esta banda operaban bajo la modalidad de venta exprés en puntos móviles en la zona rosa y a domicilio (24 horas).

“Utilizaban menores de edad para el transporte, la comercialización y la venta de los estupefacientes con el fin de evitar el accionar policial”, contó Sierra Niño.

Lamentablemente, manifestó el comandante, la operación también dejó la captura de 11 madres de familia y sus parejas sentimentales que utilizaban sus viviendas para la comercialización de los estupefacientes. 

En total 12 casas de Amagá fueron demolidas por las autoridades. 

La banda tenían unas ganancias de 90 millones de pesos mensuales aproximadamente y 960 millones de pesos anuales por la venta de diferentes sustancias.

Los capturados deberán responder ante la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir, extorsión agravada, uso de menores de edad para la comisión de delitos, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y homicidio.