Caso NYT abre debate sobre libertad de expresión y opinión

23 de mayo del 2019

Fuerzas Militares de Colombia aplicaron los correctivos a las planillas donde los altos mandos insistían en objetivos militares por encima del 60 %.

Carta de María Fernanda Cabal a Senador Leahy - kienyke.com

A raíz de un trino publicado por el senador estadounidense Patrick Leahy, en el que le solicitaba a María Fernanda Cabal las pruebas con las que ella contaba para acusar al periodista Nicholas Casey de recibir algún tipo de pago por la publicación de un artículo en The New York Times, la senadora por el Centro Democrático envió de forma directa una carta al parlamentario norteamericano.

Lea también Entre libertad y libertinaje preocupa la ‘expresión’ en línea

“Carta abierta al senador demócrata Patrick Leahy @SenatorLeahy.

“Hoy, más que nunca, a pesar de las presiones y acusaciones de las cuales soy objeto, reitero mi compromiso con los héroes de Colombia”, escribió en su cuenta de Twitter.

Lea más: “Yo no acusé a Casey. Yo le pregunté”: Cabal

En este comunicado, Cabal manifiesta que en el artículo ‘Las órdenes de letalidad del ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles, según oficiales’, se atenta contra el buen nombre e integridad de las Fuerzas Armadas de Colombia.

Cabal además defendió su derecho a opinar: “Hacer un llamado a la ética profesional y al rigor periodístico jamás será atentar contra la libertad de prensa, que es un derecho fundamental pero no absolurto”.

De forma manifiesta la senadora cita al artículo 20 de la Constitución Política de Colombia y a la Primera Enmienda de los Estados Unidos en el que se defiende el derecho a opinar de forma libre.

Casey tiene quien lo defienda

Sobre este asunto se pronunció la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) en un comunicado a través de su página web, en el que rechaza cualquier tipo de estigmatización al que se pueda ver sometido cualquier periodista por desempeñar la labor de informar sobre temas de interés público.

Lea más: Dura réplica al NYT de la Cancillería y el Mindefensa

Por su parte, el Comité para la Protección de los Periodistas de las Américas manifestó que debía cesar cualquier acoso sobre los periodistas implicados en la publicación de NYT.

La FLIP en cualquier medida manifestó que los líderes políticos y funcionarios deben cuidar “el ambiente en el que se ejerce la libertad de expresión en Colombia”.

Invitó “a que tramiten sus controversias con los medios siendo conscientes del poder de su voz y los efectos que pueden provocar en sus seguidores”.

De parte de ambos bandos se solicitan pruebas, para sostener las acusaciones que se hacen a través de comunicados y trinos. Mientras, en las Fuerzas Militares de Colombia aplicaron los correctivos a las planillas donde los altos mandos insistían en objetivos militares por encima de 60 %.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO