Minutos de impunidad en el caso Interbolsa

Minutos de impunidad en el caso Interbolsa

28 de febrero del 2018

En otro de esos casos congelados indefinidamente se convertirá el desfalco de Interbolsa. Así lo anunciaron expertos en la materia, quienes advirtieron que en 60 días se cumplirán los términos y eso podría afectar las condenas a los nueve responsables que acusó la Fiscalía.

Desde que el ente acusador entregó las pruebas y los cargos a los que debían enfrentarse los culpables no se ha procedido y el proceso se ha mantenido quieto. Según aparece en el expediente, más de 30 aplazamientos han sido requeridos en todo el proceso.

Dada la advertencia, el fiscal Néstor Humberto Martínez solicitó al Consejo Superior de la Judicatura que designe unos jueces que se dediquen exclusivamente al caso Interbolsa para impedir que prescriba. Sin embargo, hoy fue concedido otro aplazamiento por la supuesta incapacidad médica de uno de los abogados.

Según la Fiscalía, a través de investigaciones, en las últimas horas se lograron incautar otras 1o propiedades avaluadas en más de 20 mil millones de pesos, que pertenecían a Tomás Jaramillo y a Juan Carlos Ortiz, administradores del fondo premium de esa compañía financiera.

La vicefiscal María Paulina Riveros declaró: “la Fiscalía puso en evidencia 10 inmuebles que los señores Juan Carlos Ortíz y Tomás Jaramillo, administradores del fondo, intentaron mantener ocultos en Colombia[…]. Finalmente, se ha registrado en la Dirección General Marítima (Dimar) y las capitanías del puerto de Colombia la medida cautelar respecto a la lancha Gaia, cuyo propietario real sería el señor Tomás Jaramillo Botero”.

Entre las locaciones de las propiedades ocupadas por la Fiscalía, en Bogotá, por ejemplo, se cuenta con una casa en el sector del Chicó y dos apartamentos sobre la calle 93, en la localidad de Chapinero al oriente de la ciudad. Mientras que en Medellín, gracias a la extinción de dominio, se ubicaron oficinas y parqueaderos. Por el lado de Cundinamarca y Meta se hallaron dos fincas.

La Fiscalía afirmó que Jaramillo y Ortiz ya habían sido condenados a cinco años y nueve meses por los delitos de manipulación fraudulenta, estafa agravada y concierto para delinquir, pero el proceso continúa por captación masiva y habitual de dineros.

Como algunos de los bienes que los miembros de la compañía tienen se encuentran en el exterior, la Fiscalía solicitó colaboración internacional para identificarlos que están a nombre de Jaramillo y Ortiz, y de terceras personas que están involucradas.

A pesar de estas nuevas pesquisas y de seis años de investigación el proceso no ha terminado y podría prescribir. La Superintendencia Financiera Colombiana inició las investigaciones en 2012 y en 2013 entró la Fiscalía al caso, encontró que Interbolsa ofrecía acciones en el Fondo Premium de Curazao que solo era un “elaborado esquema financiero y societario” para beneficio de los administradores y no de los clientes.