Esta es la causa definitiva del accidente de Chapecoense

Esta es la causa definitiva del accidente de Chapecoense

27 de abril del 2018

La Aeronáutica Civil de Colombia presentó este viernes las conclusiones del informe final del accidente del avión de la empresa LaMia, que cayó  en Cerro Gordo, municipio de La Unión, Antioquia, en el que viajaba la delegación del equipo de Chapecoense el 28 de noviembre de 2016, dejando 71 muertos.

La investigación confirmó que el combustible del avión era insuficiente para el vuelo entre Santa Cruz y Medellín sin una escala prevista.

Según el informe, la aeronave tenía un déficit de 2.303 kilogramos de combustible, ya que para recorrer la ruta Santa Cruz-Rionegro las disposiciones del sector exigían una cantidad mínima de combustible de 11.603 kilogramos y esta aeronave solo contaba con 9.300 kg.

Pese a que tanto la empresa como la tripulación tenían conocimiento de la amenaza por la poca cantidad de combustible con que viajaba el avión, estos no tomaron medidas preventivas como la de un aterrizaje en otro aeropuerto para suministrar la cantidad necesaria que garantizara una llegada segura de este vuelo.

Las investigaciones, que fueron adelantadas por autoridades de Colombia, Bolivia, Brasil, Estados Unidos e Inglaterra, destacaron que una de las principales causas del accidente fue que la empresa LaMia planeó sin escalas este vuelo, aun sabiendo que no cumplía con los requisitos de cantidad mínima de combustible que exige las normas internacionales.

Otro aspecto que se destacó en el informe alude a los problemas internos que tenía la aerolínea LaMia, pues se encontraba con problemas económicos, inconvenientes en la dotación de cargos y problemas en su sistema de seguridad operacional y que, pese a que en los manuales estaban estaban establecidos las políticas para el cumplimiento con el combustible, estas no fueron aplicadas.

El informe presentado por la Aeronáutica Civil concluyó con la fijación de unas recomendaciones que son de obligatorio cumplimiento para la Autoridad Aeronáutica de Bolivia (DGAC), la Administración de Aeropuertos y Servicios a la Navegación Aérea (AASANA) de Bolivia y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).