Cementeras se defienden por sanciones de SIC

15 de diciembre del 2017

Fueron sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Cementeras

Argos, Holcim y CEMEX se defendieron luego de haber sido sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por su presunta participación en cartelización empresarial para fijar precios irregularmente. Las cementeras aseguran que entregaron pruebas que demuestran su inocencia ante las acusaciones, por lo que no comparten la decisión que los obliga pagar más de $200.000 millones.

A través de un comunicado Argos aseguró que no comparte la decisión y rechazó la sanción que le fue impuesta como resultado de la investigación iniciada en agosto de 2013. A su vez anunció que hará uso de todos los recursos legales para apelar la decisión de la Superintendencia y demostrar su inocencia.

“Argos no comparte y rechaza la decisión de la Superintendencia por cuanto en el curso de la investigación aportó todos los argumentos y pruebas que demuestran que no incurrió ni en paralelismo consciente de precios, ni en cartelización, ni en una práctica contraria a la libre competencia”, resalta la firma colombiana.

En su defensa la empresa añadió que incluso aportó un estudio económico, desarrollado por expertos independientes, que concluyó que no hubo un acuerdo de precios. “Quedó claro que nunca existió intercambio de información sensible, ni comportamientos colaborativos entre Argos y sus competidores, por el contrario, la empresa adoptó sus decisiones de precios de forma autónoma”.

Además explicó la razón del incremento de los precios argumentando que a pesar de que si existió un alza en el valor del cemento, se genero por debajo de la inflación.

“Es de resaltar que los precios de Argos en el periodo investigado (2010 – 2012) tuvieron el comportamiento esperado en un mercado en competencia al crecer en términos reales un 3% por encima de la inflación en un periodo de crecimiento anual promedio del PIB del 5% y del 8% de la demanda de cemento. En series de tiempo más largas, que incluyen diferentes ciclos económicos, los precios del cemento han crecido por debajo de la inflación. Es así como, hace quince años con un salario mínimo mensual se podían adquirir 18 sacos de cemento y hoy se pueden comprar 35”, puntualizó el documento.

Por su parte, la compañía Holcim indicó que nunca incurrió en conductas anticompetitivas o alguna práctica cooperativa por la que pudiese ser sancionada, razón por la cual rechazó la decisión de la Superintendencia.

“Holcim es una compañía que se apega a las regulaciones y marcos legales que aplican en los países donde opera, y además cuenta con un completo y maduro programa de cumplimiento de las normas de libre competencia, actuando bajo los más altos estándares de conducta empresarial y principios éticos corporativos, que la han convertido en un referente a nivel global”.

Por su parte, la compañía CEMEX Colombia, sancionada por $ 73.771.700.000, afirmó que respeta la medida de la SIC, pero continua evaluando mecanismos como el recurso de reposición para revocar la decisión ante la misma entidad.

“Si bien CEMEX Colombia respeta la decisión de la SIC, considera que los fundamentos en los cuales se basa y conclusiones a las que llega son erróneos. Por esta razón la compañía está evaluando y procederá, según sea el caso, con los mecanismos que prevé la Ley colombiana, los cuales, como quedó dicho, son: el recurso de reposición ante la misma SIC solicitando que la sanción sea revocada y la investigación archivada, y en caso de que se confirme la decisión de imponer sanción, una demanda de nulidad y restablecimiento del derecho ante la jurisdicción contencioso administrativa, procedimiento que podría tomar un tiempo en resolverse”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO