Santos: propagación del virus del chikunguña es inevitable

Santos: propagación del virus del chikunguña es inevitable

7 de enero del 2015

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, reconocieron que es “inevitable” la propagación del virus del chikunguña por varias regiones del país, pero aseguraron que el gobierno hace “todo lo posible para mitigar sus efectos”.

““Este virus llamado chikunguña es un fenómeno nuevo, según explicaba la señora representante de la OPS (Organización Panamericana de la Salud). Un fenómeno nuevo que llegó a América hace menos de dos años y que se propaga en forma inevitable. O sea, evitar el virus es imposible”, señaló el presidente Santos.

Las declaraciones fueron ofrecidas en Girardot donde cumple un taller para la prevención y atención de los daños que provoca este virus. “Nos propusimos hacer todo lo que está a nuestro alcance para enfrentar el virus del chikunguña y creo que lo hemos hecho (…) hemos adelantado todos los esfuerzos para mitigar, que es lo que podemos dar como objetivo, la mitigación del efecto del chikunguña: más prevención y hacer mucha pedagogía para que la gente entienda que este es un fenómeno inevitable, pero que podemos mitigar sus efectos”.

Santos Calderón aprovechó para criticar a quienes se provechan de esta situación sanitaria para hacer política. “Ojo con el oportunismo: la gente se aprovecha de estas situaciones, algunos políticamente, otros inclusive comercialmente. Especulaciones sobre productos que supuestamente curan el virus, eso no correcto, además no es posible”.

El virus del chikunguña se expande rápidamente y ya ha afectado a millones de personas en 40 países. No es mortal y no se repite, es decir que quienes ya fueron infectados no volverán a padecer los síntomas de la enfermedad, los cuales duran entre uno y doce días.

El Ministerio de Salud ha emprendido un plan de acción en compañía de las autoridades locales, secretarios de Salud, alcaldes y gobernadores, con el cual  ya se han capacitado 5.000 médicos para atención especializada en el virus, y en una semana estarán listos otros 4.500, explicaron fuentes de la Presidencia.