“Persisten detenciones ilegales en Nicaragua”, CIDH

7 de abril del 2019

El organismo tuvo conocimiento de al menos 15 detenciones ilegales.

La CIDH denunció que continúan represión en Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció que persisten las detenciones arbitrarias e ilegales y actos de represión en Nicaragua pese a los diálogos que se suceden entre el Gobierno de Daniel Ortega y la oposición, que se iniciaron el pasado 27 de febrero.

“Persisten particularmente las detenciones arbitrarias e ilegales, el impedimento de toda forma de manifestación o protesta social, el cierre de espacios democráticos, así como el recrudecimiento de la represión en contra de las personas privadas de libertad”, manifestó la CIDH.

“Sólo desde el 27 de febrero hasta el 15 de marzo de 2019, se reporta la detención arbitraria de al menos 25 personas opositoras al Gobierno”, informó la Comisión.

La CIDH añadió que tuvo conocimiento de al menos 15 detenciones arbitrarias en el marco de las manifestaciones ocurridas el pasado 30 de marzo, en las ciudades de Managua, Estelí y León.

La Comisión detalló que durante una marcha por la liberación de todos los presos políticos en Nicaragua, convocada por la organización Unidad Nacional Azul y Blanco, el 16 de marzo de 2019, se detuvo y liberó a 107 personas.

“Organizaciones no gubernamentales reportaron la detención de alrededor de 195 personas. El Mecanismo Especial de Seguimiento de Nicaragua (MESENI de la CIDH) en colaboración con la sociedad civil, se encuentra confirmando la liberación de todas las personas detenidas en dicha jornada”, detalló la CIDH.

Mediante la nota de prensa, la Comisión manifestó que las detenciones las habría realizado la Policía sin una orden judicial, sin indicar su motivo, y sin informar a las familias el lugar de reclusión de los encarcelados.

La Comisión denunció, además, la aplicación de una práctica consistente y documentada de ocupación policial desproporcionada de todos los espacios públicos en los que se podrían desarrollar protestas sociales, con el fin de impedirlas. Lamentó también que no se haya restablecido la personería jurídica a organizaciones de la sociedad civil.

La CIDH estima que 325 personas fallecieron en Nicaragua en las manifestaciones que se presentaron en el país donde habrían participado agentes del Estado.

El Gobierno de Nicaragua, además, le ha quitado los permisos para operar a una decena de ONG que denunciaban violaciones a los derechos humanos durante las protestas que se viven en el país contra Daniel Ortega desde el 18 de abril de 2018.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO