Migrantes venezolanos llegarían a 6,5 millones en 2020: ONU

29 de octubre del 2019

Una de las conclusiones que dejó la primera conferencia internacional que profundiza en la crisis.

Venezuela, ONU, venezolanos, 2020

ACNUR

Entre el 28 y 29 de octubre en Bruselas la ONU y la Unión Europea se encuentran desarrollando la primera Conferencia Internacional de Solidaridad sobre la Crisis de Refugiados y Migrantes de Venezuela, espacio que ha dejado pronósticos preocupantes sobre el futuro de la región.

De acuerdo con cifras oficiales, cerca de 4,5 millones de venezolanos han dejado el país y la mayor parte de ellos se encuentran en otros países de América Latina y el Caribe. Pero la Conferencia advierte que esta cifra podría aumentar a 6,5 millones en todo el mundo a finales de 2020.

Este flujo de personas que continúa en búsqueda de estabilidad se enfrenta a que los recursos y medios de financiamiento se encuentran muy por debajo de las necesidades.

Al evento asistieron 120 delegaciones, entre ellas instituciones de la UE y Estados Miembros, los países de América Latina y del Caribe más afectados, países donantes, agencias de Naciones Unidas, sector privado, ONG, organizaciones de la sociedad civil y actores de desarrollo incluyendo instituciones financieras internacionales.

“Actos de odio, intolerancia y xenofobia, por más que ocurran de forma aislada o parezcan tener una importancia menor, necesitan ser rechazados con firmeza”, señalaron líderes de estas organizaciones.

También se concluyó en la necesidad de una mayor cooperación internacional financiera y técnica para los países de acogida, por medio de un compromiso más fuerte por parte de los donantes, instituciones financieras internacionales, actores de desarrollo y sector privado para apoyar a las autoridades nacionales en la provisión de servicios y promover oportunidades económicas para los refugiados, migrantes y comunidades de acogida.

“Las instituciones financieras internacionales pueden jugar un rol crucial por medio del otorgamiento de financiamiento concesional y subsidios además de asistencia técnica. Será necesario que los actores de desarrollo intervengan lo antes posible para fortalecer el nexo humanitario-desarrollo, reforzar los esquemas de protección social, fortalecer las capacidades y facilitar la inclusión de los refugiados y migrantes en el mercado laboral”, señalan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO