“Argentina es el país que más consume gaseosa en el mundo”

“Argentina es el país que más consume gaseosa en el mundo”

24 de febrero del 2015

La presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner participó de la inauguración de las obras de ampliación de la planta que la compañía Coca-Cola tiene en Buenos Aires.

En un comunicado, la multinacional anunció con bombos y platillos las características físicas del nuevo espacio.  “Superficie de 6 mil metros cuadrados, que se suman a los 20 mil m2 que ya tenía. Para este Centro de Distribución “Unidad Operativa Oeste” se desembolsaron, entre 2009-2010, $ 96 millones en su construcción y otros $ 138 millones en ampliaciones, alcanzando un monto total de $ 234 millones”, el comunicado agrega que “el espacio para almacenaje responde a una necesidad que es producto del aumento del consumo argentino de gaseosas”. Lea también: Gerente de Coca-Cola, en aprietos por defender cantidad de azúcar del producto

La nota no hubiera pasado de ser una reseña en las secciones de Economía de los medios argentinos sino hubiera sido por la intervención de la mandataria de ese país. Lea también: Los latinoamericanos, entre los más gordos del mundo

En redes sociales, señalan que Kirchner pasó por alto los estudios que dan cuenta de la excesiva cantidad de azucar que tiene la Coca Cola  y sus nefastas consecuencias que tiene para la salud. Y lejos de manifestar una preocupación en términos de salud del pueblo, dijo orgullosa que  Argentina “es el país que más consume gaseosas en todo el mundo”.

La mandataria dijo en discurso que en 2003 se consumía más Coca Cola que ahora “saben por qué, no es porque en 2003 nos gustara menos la Coca Cola, era porque teníamos menos plata para comprarle Coca Cola para nuestros hijos, pero ahora tenemos trabajo”, señaló

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=ForxTnl5MIg[/youtube]

En marzo del 2014 ,en diálogo con KienyKe.com, Claudia Contreras, miembro de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, aseguró que el asunto más importante es establecer que el consumo de azúcar añadido a cualquier tipo de bebida significa “calorías vacías”.

“Las calorías vacías son aquellas que no aportan ningún otro nutriente, es decir, que no tienen ni vitaminas ni minerales”, recalca.

La doctora Contreras dice que parte del exceso de azúcar  se traduce en un aumento de grasa y por lo tanto de peso.

“Se tiene que tener en cuenta que en teoría, si las bebidas azucaradas se toman teniéndolas en cuenta dentro del plan diario de calorías, no debe haber ningún problema.

Entre tanto, Consuelo Pardo, nutricionista dietista de la Universidad Javeriana dijo que dentro del concepto actual de nutrición, se entiende que no es la bebida o el alimento lo que hace el efecto sano o perjudicial; es el exceso o déficit frente a  las necesidades. “Si las necesidades son menores al consumo, no sólo el exceso de azúcar en la bebida, sino el exceso de otros alimentos pactarán el organismo en forma negativa”, afirma.