La revolución de los colegios en Bogotá

22 de marzo del 2018

La apuesta de la Alcaldía es lograr la construcción de 30 nuevas instituciones y 32 reconstruidas.

La revolución de los colegios en Bogotá

Para brindar nuevos espacios y ambientes óptimos para el aprendizaje de los estudiantes capitalinos, avanza a toda velocidad la construcción y renovación de colegios distritales que se encuentran incluidos en el plan de infraestructura educativa más ambicioso de los últimos años en Bogotá.

De hecho, el alcalde Enrique Peñalosa lo llama ‘La revolución de los colegios en Bogotá’, proyecto para el cual se destinaron recursos por 1,1 billones de pesos para sacar adelante estas obras. En total han sido 13 instituciones educativas oficiales entregadas en la actual administración que benefician a más de 10.000 estudiantes en localidades con alta demanda escolar como Kennedy, Rafael Uribe Uribe y Suba.

Dichas localidades fueron escogidas gracias al estudio de insuficiencia y demanda insatisfecha realizada por la Oficina Asesora de Planeación y la Dirección de Cobertura de la Secretaría de Educación del Distrito. La meta de la Alcaldía Mayor de Bogotá es dejarle a la ciudad 30 instituciones nuevas y 32 reconstruidas para que los niños y jóvenes de toda la ciudad tengan los mejores espacios y así optimizar su educación.

Dentro de este proyecto ya se restituyeron (reconstruyeron) 11 instituciones y se entregaron dos completamente nuevas. De esta forma se busca impulsar la jornada única escolar en la capital colombiana. “Nueve de cada diez niños en Bogotá estudian en jornada media, es decir, solamente por la mañana o solamente por la tarde, y la única manera de poder llegar a más estudiantes es construir más colegios, y nosotros esperamos que el próximo año uno de cada cinco niños tenga jornada completa”, aseguró el alcalde Peñalosa.

En septiembre de 2017 se realizó la  inauguración del primer colegio en lote nuevo que se ha entregado en los últimos cinco años en Bogotá, y está ubicado en la localidad de Fontibón. El colegio La Felicidad tiene una infraestructura educativa de tres niveles y más de nueve mil metros cuadrados. En esta institución se invirtieron más de $24 mil millones y ahora beneficia a 1.050 estudiantes con Jornada única.

‘La Felicidad’ cuenta con una ludoteca, aulas de informática, laboratorios, 30 aulas convencionales dotadas, un auditorio, cubiertas verdes y una cancha múltiple, entre otras características que lo convierten en un colegio totalmente apto para el desarrollo educativo de los estudiantes capitalinos.

Así mismo, el pasado mes de diciembre se hizo entrega del segundo colegio totalmente nuevo en la localidad de Suba. Se trata del Jorge Mario Bergoglio, que beneficia a 550 estudiantes en jornada única. La institución lleva el nombre del Papa Francisco en homenaje a su visita a la capital en el 2017. Este colegio cuenta con tres plantas con aulas, laboratorios de ciencias, física, salas de informática, sinfónica y música, taller de arte y biblioteca. Para su construcción se invirtieron más de $11.000 millones.

Estas dos instituciones se unen a los otros 11 colegios que fueron totalmente restaurados: en Suba la alcaldía entregó la reconstrucción del colegio Gerardo Paredes, que se encontraba en mal estado y que ahora beneficia a 2.800 estudiantes con espacios de alta calidad. La inversión en esta institución educativa oficial fue superior a los $18.000 millones.

En la localidad de Rafael Uribe Uribe se entregó el colegio Quiroga Alianza, donde se invirtieron cerca de $20.000 millones y se construyeron siete edificios nuevos que benefician a más de 1.120 estudiantes en jornada única.

En lo que va de este 2018 el alcalde Enrique Peñalosa entregó las obras de reconstrucción en otros dos colegios de las localidades de Rafael Uribe Uribe y Kennedy, que llegaron para beneficiar a más de 3.200 estudiantes.

Se trata del colegio Paulo VI en la localidad de Kennedy, una institución educativa que beneficia a 1.545 estudiantes en dos jornadas. Una construcción de tres plantas con salones de clase convencionales, aulas especializadas para tecnología, medios educativos, emisora y prensa, laboratorios, aula múltiple y aula polivalente, ludoteca, biblioteca y ascensor. En esta obra se invirtieron más de 12.000 millones de pesos incluida su dotación.

Y la segunda entrega se adelantó en la localidad de Rafael Uribe Uribe, en el colegio María Cano. Esta obra, que inició en 2006, estuvo detenida por varios años mientras se sacaba adelante la estabilización de los taludes que rodeaban la institución. Con esta infraestructura se beneficiarán 1.600 estudiantes. Se trata de cinco plantas con salones de clase convencionales, aulas especializadas para tecnología, talleres, danza, laboratorios, auditorio de música, biblioteca, enfermería, cafetería, comedor escolar y ágora, entre otros escenarios.

Por otro lado, ya están listas las obras de otros cinco colegios más, bajo la modalidad de reconstrucción. Estos son: el Nueva Zelandia, en la localidad de Suba; Juan del Corral, en Engativá; San JoséSan Pedro Claver y Manuel Cepeda Vargas, en la localidad de Kennedy, bajo la modalidad de ampliación, terminación y reconstrucción.

Además, en la localidad de Kennedy se harán dos colegios nuevos: Las Margaritas, que ya inició su construcción, y Ciudad de Techo I, que se encuentra en etapa de diseños.

“Estamos invirtiendo en colegios porque nuestros niños son la prioridad, aquí necesitamos que ellos tengan buenas infraestructuras. La educación tiene el principal rubro de presupuesto de Bogotá, estamos hablando que con lo que invertimos en este sector cada dos años y medio se pagaría un metro”, concluyó el alcalde.

La meta de la administración es la construcción de más colegios, seis de ellos completamente nuevos y 11 bajo la modalidad de restitución, ampliación y/o terminación, para la formación de más de 18 mil estudiantes en 10 localidades de la ciudad.

Para el 2018 la apuesta de este año es lograr la construcción de 123.000 metros cuadrados que, sumados a los ya entregados, beneficiarán a más de 35.000 estudiantes por toda la ciudad, lo que evidencia la apuesta que tiene la Alcaldía Mayor de Bogotá en dejarle a la ciudad instituciones con los más altos estándares de calidad y eficiencia educativa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO