Venezuela distrae la atención de la crisis: Colombia y Venezuela

Venezuela distrae la atención de la crisis: Colombia y Venezuela

27 de Julio del 2017

Los gobiernos de Colombia y México realizaron un comunicado conjunto en el que rechazaron las acusaciones del gobierno de Venezuela y acusaron a Nicolás Maduro de intentar “distraer la atención” sobre la “grave situación” que se vive en el país.

“Los Gobiernos de México y de Colombia rechazan una vez más las infundadas acusaciones en el sentido de que colaboran con otros países para afectar al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y lamentan que se recurra a este tipo de prácticas para distraer la atención sobre la grave situación por la que atraviesa ese país”, dice el comunicado conjunto de los países.

En el texto se rechaza las declaraciones del canciller venezolano, Samuel Moncada, quien este lunes afirmó que los gobiernos de México y Colombia  buscaban asociarse con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) para derrocar al gobierno de Maduro.

Al realizar estas acusaciones, Moncada se refirió a las palabras de Mike Pompeo, director de la CIA de Estados Unidas, cuando sijo que “tenemos gran esperanza de que haya una transición en Venezuela y lo que está haciendo la CIA es entender mejor las dinámicas allá, de forma que podamos comunicar a nuestro Departamento de Estado y a otros”.

“Recién estuve en Ciudad de México y en Bogotá, una semana antes de hablar acerca de este mismo asunto y tratando de hacerles entender las cosas que ellos podrían hacer para obtener un mejor resultado para su región y la nuestra”, aseguró Pompeo.

Sin embargo, tanto el gobierno de Colombia como el de México rechazaron dicha alianza e hicieron un llamado “al Gobierno venezolano para que se conduzca con verdad, deje de difundir información falsa y dirija sus esfuerzos a la búsqueda de una solución a la profunda crisis democrática que enfrenta. No es momento de distracciones sino de buscar soluciones”.

Respecto a las palabras de Pompeo aseguraron que “de esas declaraciones no se desprende que haya ninguna colaboración y menos aún que se busque perjudicar a ningún país”.

De igual manera, manifestaron que, “con pleno respeto de la soberanía de Venezuela”, “reiteran su voluntad de contribuir en todo lo que ayude al pueblo venezolano a restablecer el orden democrático y hacer frente a la crisis política, económica y social que prevalece en ese país”.