Comisión Tripartita se reunió con Luis Pérez

Foto: Gobernación de Antioquia

Comisión Tripartita se reunió con Luis Pérez

7 de marzo del 2017

Manteniendo su postura crítica sobre la ejecución de lo acordado en el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez sostuvo una reunión con los miembros de la Comisión Tripartita para exponerles algunas preocupaciones sobre lo que acontece en las cinco zonas de normalización que hay en el departamento en donde todavía hay retrasos en los campamentos.

Una de ellas es la salida de los menores de sus filas. Pérez Gutiérrez señaló que según la información oficial disponible en la Gobernación, la guerrilla ha entregado a 11 adolescentes que se encontraban en las zonas veredales de Llano Grande, en Dabeiba, y La Plancha, en Anorí.

“Son menores de 18 años, pero están cercanos a cumplir la mayoría de edad”, explicó el mandatario regional.

También aseguró que se debe resolver con prontitud la situación de cuatro menores, que se encuentran en Vidrí, en el municipio de Vigía del Fuerte, que se rehusaron a salir de las filas del grupo guerrillero y no se ha definido si se respeta su posición o deben ser retirados a la fuerza.

“Las autoridades están en esa dificultad, y no sé si los van a sacar a las buenas o a las malas”, dijo.

Frente a los más niños más pequeños que se encuentran en las zonas de desmovilización, el Gobernador cree que deben permanecer bajo el cuidado de sus padres, para evitar la desintegración de las familias.

A los bebes de 3 a 4 meses o de 4 o 5 años no se les debe sacar por humanidad. No son reclutados sino que nacieron en el conflicto. Deben permanecer en el sector bajo el cuidado de su papá o su mamá sin tener armas al hombro. Se les debe respetar ese derecho porque es muy doloroso que se los arrebaten de sus brazos”, manifestó.

El otro asunto que se abordó con la Comisión Tripartita es que pese a que ha pasado un mes desde que los guerrilleros están en las zonas de normalización, aún no se ha identificado a los 948 que están en los campamentos de Antioquia.

“Después de tanto tiempo no tenemos la lista y la verdad es que hemos reiterado que es muy difícil hacer una verificación de 948 personas y de 6.000 en el país si no se hace un registro. Es un problema para el proceso de paz y la eficiencia del trabajo de la comisión de verificación”, afirmó el gobernador.

Reiteró, además, su posición frente a la inclusión de los milicianos de las Farc al proceso: “Por cada guerrillero hay 1.5 a 3 milicianos. Son los que manejaban las extorsiones, los que participaban en los secuestros, planeaban las tomas de las ciudades, los que compraban la pasta de coca, entonces, es necesario que hagan parte del proceso para que sea exitoso”, señaló.

También dijo que de la lista de 1.900 guerrilleros que pasó las Farc para que salieran de las cárceles, el Gobierno ha aprobado a 1.088 que se encuentran recluidos en 60 centros penitenciarios del país.

Finalmente fue incisivo con el asunto de la sustitución de cultivos ilícitos en los territorios que ha dejado la guerrilla. Aseguró que en Briceño “no se ha arrancado ni una sola hoja de coca” y la situación en Ituango y Valdivia es igual. “Los cultivadores están tranquilos porque les siguen comprando el producto y ya sabemos que el cultivo de coca se ha triplicado”, sostuvo.

Por eso, Pérez Gutiérrez hizo un llamado al Gobierno Nacional para que mejore la estrategia de erradicación. ”Hay que buscar un mecanismo del siglo XXI para acabar con estos cultivos, porque mientras arrancan 100 o 200 hectáreas, ya han sembrado 1.000 o 2.000. Es completamente ineficaz y ‘Olafesca’ esa alternativa. Una idea podría ser fumigar las zonas con helicóptero”, sentenció.

Para cerrar, la Gobernación y la Comisión Tripartita acordaron una visita del programa aéreo de salud, con un grupo médico, a las zonas de normalización y la asistencia de una comisión de género para que trabaje con las mujeres.