Claves para entender el futuro del POT de Bogotá

16 de noviembre del 2019

La alcaldesa electa Claudia López ya fijó el rumbo del proyecto.

Claves para entender el futuro del POT de Bogotá

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) es el plano sobre el cual la ciudad se organizará en los próximos años. La tarea de dejar este plan listo quedó en la manos de Enrique Peñalosa pero el pasado 2 de noviembre el proyecto se cayó.

El POT vigente en la capital del país es del 2004 y se aprobó en la alcaldía de Antanas Muckus con una aplicación de 12 años como lo establece la norma.

Después de 16 años Bogotá sigue sin POT y el futuro de cómo se organizará la ciudad dependerá ahora de la alcaldesa electa Claudia López que empieza su periodo el primero de enero de 2020.

Siga estas claves para entender por qué no hay nuevo POT y qué se puede esperar con el proyecto en la administración de López.

  • Nuevo POT debía aprobarse en la alcaldía Petro

En el 2014, bajo la administración de Gustavo Petro tenía que entrar en funcionamiento un nuevo POT para la ciudad. Si bien el alcalde empezó a trabajar en las modificaciones al uso del suelo y establecer otras normas bajo la Modificación Especial del Plan de Ordenamiento Territorial (Mepot), el plan terminó hundido.

El problema surgió porque el POT de Petro no pasó a manos del Concejo para ser aprobado sino que el entonces alcalde prefirió sacarlo por decreto. La jugada terminó afectando el mismo proyecto pues el Consejo de Estado suspendió el decreto 364 del 26 de agosto del 2013, argumentando que el alcalde se extralimitó en sus funciones.

“Él asumió una facultad que le correspondía privativamente al Concejo Distrital”, se argumentó en la decisión.

Los siguiente años de la alcaldía transcurrieron en demandas y decisiones judiciales que dejaron a la ciudad sin su Plan de Ordenamiento Territorial.

  • La promesa del POT con Peñalosa 

En 2016 cuando Enrique Peñalosa se posesionó como alcalde Mayor, prometió en su discurso que haría un nuevo POT con participación de la gente.

En su momento dijo que buscaría la mayor participación ciudadana “para definir la ciudad que queremos para nosotros, nuestros hijos y nietos”.

“La ciudad debe crecer, pero debe crecer bien. En ubicaciones óptimas. Cada kilómetro de más que tengan que recorrer millones de ciudadanos diariamente, tiene enormes costos ambientales, económicos y sociales. Por eso vamos a aprovechar los terrenos que todavía están por desarrollar en Bogotá principalmente al norte y buscaremos coordinar nuestro POT con los municipios aledaños y muy especialmente con Soacha, Mosquera, Cota y Chía”, agregó Peñalosa.

Sin embargo el camino para crear un nuevo proyecto para definir el ordenamiento territorial de Bogotá para los próximos 12 años se retrasó más de la cuenta.

  • Cambio político, POT caído

Si bien el actual mandatario contaba con unas mayorías en el Concejo, no eligió el mejor momento para presentar su POT.

A finales de octubre, el plan llegó al cabildo abierto para ser debatido y votado, pero con las elecciones regionales encima se fue aplazando poco a poco. Pero hubo una salida para darle vía libre al proyecto y fue cuando el Concejo agotó los tiempos para aprobarlo en debates. Peñalosa quedaba facultado para pasar el proyecto por decreto.

Pero la elección de Claudia López movió sin duda las fichas del juego, y el 2 de noviembre en la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá se hundió de manera definitiva el proyecto del Plan de Ordenamiento Territorial impulsado por el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa.

Una vez más la capital del país se quedó sin su hoja de ruta.

  • ¿Qué pasará con el POT?

“Nuestra posición respecto del POT es la misma de siempre: No al POT propuesto por el Alcalde Peñalosa. Nos parece aún peor que se imponga por decreto, desconociendo a la ciudadanía y su pronunciamiento electoral. Seguiremos perseverando por un POT de ciudad y no de un gobierno”, escribió la alcaldesa electa un día antes de que se cayera el plan.

Si bien Claudia López no estaba de acuerdo con muchos artículos dentro del plan diseñado por Enrique Peñalosa, habían cosas que sí apoyaba.

El tiempo es fundamental para tener un nuevo plan de ordenamiento en Bogotá y Claudia fue consciente de eso por lo que designó a una comisión de empalme para este tema.

No iniciará de ceros el trabajo para el nuevo POT, la alcaldesa tomará lo hecho por Peñalosa y según sus cálculos, en diciembre del 2020 el documento habrá pasado todas las etapas para ser aprobado.

“Con esta comisión de empalme queremos acordar un nuevo texto, una nueva propuesta de POT que podamos concertar con todos los sectores de la ciudad, conforme al proceso que la ley establece”, afirmó la alcaldesa electa.

Según Claudia López, en este proceso no se perderá el trabajo que hizo, durante cuatro años, la Administración Peñalosa para formular una propuesta del POT para la ciudad.

Será esperar al 2020 para que Bogotá tenga su plan de ordenamiento, el de una ciudad moderna a puertas de entrar a una nueva década.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO