Como represalia, Rusia expulsará a diplomáticos ingleses

15 de marzo del 2018

Según Londres, Moscú es el principal sospechoso.

Como represalia, Rusia expulsará a diplomáticos ingleses

El exespía y exmilitar ruso acusado de traición por el Kremlin.

Las tensiones entre Rusia y Reino Unido se agravan. Ahora, Rusia, a través de su embajador en Reino Unido, también amenaza con expulsar a diplomáticos ingleses como represalia por la expulsión de diplomáticos rusos, luego de que la primera ministra británica Theresa May tomara medidas tras el silencio que el Gobierno ruso mantiene sobre respuestas frente al caso del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró que su gobierno ordenará que también un grupo de diplomáticos ingleses abandone el país, y dijo que el anuncio se hará próximamente. No dio más información.

La crisis diplomática se desencadena por el ataque Skripal y su hija Yulia con un gas nervioso de fabricación rusa que está prohibido por la Convención para la Prohibición de Armas Químicas, , el domingo pasado en Salisbury. Los dos continúan hospitalizados y se encuentran en estado crítico, igual que el agente Nick Bailey, que fue el primero que se acercó a rescatar a la pareja, que estaba sentada en la banca de un centro comercial.

Según Londres, Moscú es el principal sospechoso porque o es el culpable y responsable directo del ataque premeditado o dejó salir de control el arma química que además es prohibida.

María Zajárova, la portavoz del Ministerio de Exteriores, hizo un llamado a Londres -igual que Moscú desde el inicio de la crisis- a “presentar todos los materiales existentes relativos al incidente que, según ellos, está vinculado al uso de armas químicas en territorio de Gran Bretaña”.

“Hemos remitido al Foreign Office a través de la Embajada rusa en Gran Bretaña varias notas diplomáticas con el fin de iniciar un diálogo activo con Londres, pero solo recibimos como respuesta notas formales sin sentido. Gran Bretaña se niega a interactuar con la parte rusa en cumplimiento de sus compromisos como miembro de la Convención para la Prohibición de Armas Químicas”, declaró la funcionaria.

Paralelamente, Estados Unidos, a través de su embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, dijo que Rusia “es responsable” del envenenamiento del exespía ruso.

“Estados Unidos cree que Rusia es responsable del ataque a dos personas en Reino Unido, utilizando un gas nervioso de grado militar. Si no tomamos medidas concretas inmediatas para resolver esto ahora, Salisbury no será el último lugar donde veremos armas químicas”, dijo la funcionaria.

Rusia, por su parte, por medio de su embajador niega categóricamente que Moscú esté implicada y alega que el ataque es una provocación para empañar la imagen de su país ante la Copa del Mundo y las elecciones. “Rusia no tuvo nada que ver con este incidente”, dijo Vassily Nebenzia. “No tenemos nada que temer, nada que esconder”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO