Compra de armas en EE. UU. aumenta tras masacres

Compra de armas en EE. UU. aumenta tras masacres

16 de febrero del 2018

El pasado 14 de febrero, precisamente el día de San Valentín, se produjo una masacre en una escuela de la Florida, Estados Unidos. En total hubo 17 muertos y al menos 20 personas resultaron heridas. El autor: un joven conflictivo con gusto por la caza que siempre cargaba armas con él de manera legal.

Con este hecho y las demás masacres que han ocurrido en EE.UU., una buena parte de la población clama por más control en la posesión de armas, mientras que otra se apresura para adquirir armamento. Así lo registran las acciones de las empresas fabricantes de armas Sturm Ruger y American Outdoor Brands que después del miércoles subieron 2,8% y 5,6%, respectivamente.

El aumento de las acciones de estas empresas después de los tiroteos es frecuente. Por ejemplo, luego de la masacre de Las Vegas en 2017 o el ataque en la discoteca Pulse en Orlando en 2016, las acciones también mostraron un alza. La razón de que esto suceda es porque las personas temen que se cree una regulación de armas en el país o quizás se llegue al punto de prohibir el porte de armas.

Por otro lado, las políticas de Gobierno son otro punto que impulsa la compra de armas en el país norteamericano. Durante la administración del expresidente Barack Obama se buscó en reiteradas ocasiones controlar la venta de armas, fue por esto que las acciones de los fabricantes aumentó significativamente.

Ahora, con la administración de Donald Trump las ventas cayeron. Esto se debe a que el partido Republicano no tiene el interés de hacer un control. Ahora bien, Estados Unidos representa el 5% de la población mundial y posee la mitad de las armas civiles en el planeta.

Las cifras reportan que en total son 310.000.000 de armas de fuego disponibles para la población estadounidense según el Instituto Nacional de Justicia. Con esta cifra, sería el país con mayor inventario de armas de fuego en el mundo, el segundo lugar lo ocupa India con 46 millones de unidades.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cifra de armas disponibles en Estados Unidos es la que más se aproxima a la original, asimismo hay armas que no son registradas y que son adquiridas a través del comercio ilegal.