SoHo se pronuncia sobre controversia entre Álvaro Uribe y Daniel Samper

18 de julio del 2017

Esta comunicación se suma a la carta emitida por varios directores y periodistas de medios de comunicación.

SoHo se pronuncia sobre controversia entre Álvaro Uribe y Daniel Samper

Foto: Leonel Cordero/KienyKe.com

La controversia desata por la denuncia hecha en redes sociales por parte del senador Álvaro Uribe a Daniel Samper, tiene un nuevo capítulo, ya que Soho, revista de la cual fue director el periodista se pronuncio a través de un comunicado:

“En relación con la controversia que se ha generado entre el periodista Daniel Samper y el senador Álvaro Uribe la Revista SoHo se permite aclarar que:

1) Con respecto a las fotografías que acompañaron el artículo ‘Dejad que los niños vengan a mí’, se trataba de imágenes de una exposición presentada en Medellín por el fotógrafo Mauricio Vélez, la cual fue reproducida por Soho con la autorización del autor. Lejos de promover cualquier actividad que vulnerara los derechos de los menores, el objetivo del artista era denunciar los escándalos de pedofilia que rodeaban a la Iglesia en ese momento.

2) La información que está circulando en Internet según la cual dos menores de 13 años habrían aparecido desnudas en una situación pornográfica es falsa. El artículo era una evocación gráfica de la novela de Vladimir Nabokov, Lolita. Las dos jóvenes, que aparecieron en artículos diferentes, tenían 15 y 16 años, y como lo dispone la ley, las fotos se tomaron con su consentimiento y la autorización expresa de sus padres”.

Esta comunicación se suma a la carta emitida por varios directores y periodistas de medios de comunicación y a la hecha por Andiarios. En ella, Werner Zitzmann, director ejecutivo de la organización, entregó la siguiente declaración sobre el asunto:

“Denunciar hechos punibles es una obligación legal de los colombianos con base en principios constitucionales. Y para la investigación, imputación, juzgamiento y condena de delitos existen instituciones, normas y procedimientos.

La formulación confusa de supuestas denuncias a través de otros canales, en el contexto de purgas y revanchas personales con tufo político resultan absolutamente reprochables.

Conlleva motines de opinión que exacerban emociones, enjuiciamientos que estigmatizan causas y destinatarios, sin que retractación o rectificación alguna pueda restablecer su caracter, y enrarecen el funcionamiento del estado de derecho desde toda óptica negando sus valores.

Vemos como en la política internacional y en la colombiana se impone de manera efectiva esta práctica como herramienta proselitista, de distracción, de distorsión, desequilibrio y conducción de la opinión pública en favor de intereses de quienes la emplean y en contra de sus enemigos y obstáculos.

Falsas noticias y posverdad, son algunos de los términos que se acuñan actualmente para explicar este fenómeno, el cual se ha salido de control con evidentes y nefastas consecuencias para el mundo y para Colombia”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO