Con al aval del Papa denunciaron a Brasil por Amazonía

2 de septiembre del 2019

Un grupo de jueces latinoamericanos introdujo la denuncia ante la CIDH, por el incremento de los incendios.

Con al aval del Papa denunciaron a Brasil por Amazonía

Foto: EFE/Joédson Alves

Un grupo de jueces de América Latina que cuentan con aval del papa Francisco denunciaron a Brasil ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el incremento de los incendios en la Amazonía, confirmó a Sputnik uno de los magistrados, el argentino Roberto Gallardo, quien también se refirió a la preocupación del sumo pontífice por el desastre ambiental que lleva 25 días.

“El Comité Panamericano (de Jueces y Juezas por los Derechos Sociales y Doctrina Franciscana) ha hecho suya la preocupación del Santo Padre, y en el marco de sus objetivos y de sus funciones, ha solicitado con fecha 26 de agosto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (…) que con carácter de urgente adopte medidas cautelares (art. 25 del Reglamento de la Comisión) para salvaguardar debidamente el medio ambiente afectado por los incendios en el Amazonas, República Federativa de Brasil“, dice la denuncia.

El magistrado Gallardo dijo a esta agencia que “por informaciones que son de dominio público llegamos a la conclusión de que hay una suerte de dejar hacer por parte del Ejecutivo brasileño, como una forma de permitir que grupos vinculados con la agricultura, ganadería y la explotación forestal puedan ir avanzando sobre las reservas naturales y el pulmón amazónico”.

El Comité agregó que “la denuncia se dirige en contra del Estado brasileño para que adopte todos los medios necesarios para terminar con este desastre ecológico de consecuencias planetarias”.

Según Gallardo, existen dos aspectos que pueden cuestionarse al Gobierno brasileño; en principio, la ausencia de actividades de vigilancia, logística, despliegue de personal de seguridad o prevención en los territorios.

Por el otro, la ineficacia para sofocar los fuegos, que siguen en aumento.

Los datos satelitales del Instituto de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués) indican que el jueves se registraron 2.300 focos de fuego, un aumento de 41 por ciento respecto del día anterior.

La denuncia fue formulada junto a la Asociación Amazonía Solidaria y la organización Xumek.

El Comité Panamericano de Juezas y Jueces se constituyó el pasado 4 de junio en el Vaticano con una declaración suscripta por el propio papa Francisco, con el objetivo central de reclamar por los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos americanos, con especial atención a los derechos de la naturaleza.

En concreto, reclaman a la CIDH que exija a Brasil contener y apagar los focos de incendio; contener el ámbito geográfico del daño; prevenir que se afecte a otras regiones o Estados; recabar toda la información necesaria de los focos de incendio y evaluar los peligros de daños existentes, inminentes y futuros; y de ser posible eliminar las consecuencias del daño significativo.

Además, se pide restaurar y reforestar la zona afectada e informar a las personas que pudieron resultar afectadas, así como restablecer otros derechos sociales que pudieron haberse vulnerado.

El propio Francisco hizo pública su preocupación hace una semana.

“Estamos todos preocupados por los grandes incendios que se han desarrollado en el Amazonas. Recemos para que, con el compromiso de todos, puedan ser domados lo antes posible”, dijo Francisco.

El magistrado argentino comenzó que “el Papa sigue muy de cerca las cuestiones ambientales (…) él está consternado por los incendios y el destino de los pueblos que habitan en el Amazonas, la destrucción sistemática de la naturaleza y los recursos hídricos”.

El grupo de jueces firmantes de la denuncia, también integrado por María Julia Figueredo Vivas, de Colombia; Ana Inés Algorta Latorre, de Brasil; Daniel Urrutia Labreaux, de Chile; y Gustavo Daniel Moreno, de Argentina, entiende que los incendios representan un daño ambiental que excede al territorio y a la población brasileña.

Foto: EFE/ Joédson Alves

Según el magistrado, Brasil se atiene a diversas condenas por parte de la CIDH, entre ellas una acción de resarcimiento a escala global, dado que se trata de una acción que involucra al resto de la humanidad.

Hace casi un mes que buena parte de Brasil está afectado por el fuego.

Según el INPE solo en julio la deforestación acabó con 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía, lo que constituye un aumento de 278 por ciento respecto de los 596,6 kilómetros cuadrados deforestados el mismo mes de 2018.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO