Bolígrafos en forma de bala para la firma del cese al fuego.

Bolígrafos en forma de bala para la firma del cese al fuego.

23 de junio del 2016

Un “balígrafo”, eso le entregó el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos a alias Timochenko, para la firma del acuerdo sobre cese al fuego y dejación de armas, hoy en la Habana Cuba.

Después de casi 5 años de negociaciones entre el Gobierno Colombiano y las FARC para dar fin con la guerra que vive el país  hace más de 60 años, se dio solución al tercer punto de la agenda del proceso de paz.

La pluma con apariencia de bala, fue diseñada por el Ministerio de Educación, en conjunto con la agencia McCann Colombia, el estudio de diseño Reinhard Dienes y Pablo Fog.

En su forma, el esfero tiene grabado en un costado: “Las balas escribieron nuestro pasado. La educación, nuestro futuro” y del otro lado se aprecia el logo del Ministerio de Educación.

Su fin es netamente simbólico y se utilizará en cada encuentro de paz. El bolígrafo solo se le entregará a líderes de opinión, políticos, escritores y columnistas, “para que sean ellos los que se encarguen de diseñar y soñar a nuestra Colombia en paz”, aseguró el Ministerio de educación.

Estas piezas pedagógicas le apuestan a reescribir la historia del país, según Gina Parody, ministra de educación, “los fusiles han silenciado al país y con lo que sea escrito con estos “balígrafos” será un nuevo legado y la educación será protagonista”.

Con los restos de las balas de fusil usadas en los campos de pruebas del Ejército y en los enfrentamientos con la guerrilla, se le quiere dar fin a un conflicto que lleva amedrentando a un país por más de medio siglo.

Personalidades como el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, acompañaron la delegación de negociadores.