Congelan bienes a presunto testaferro de las Farc

Fiscalía

Congelan bienes a presunto testaferro de las Farc

31 de julio del 2017

La Fiscalía congeló los bienes con objeto de extinción de dominio al supuesto testaferro de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc que estuvieron avaluados en más de 9.000 millones de pesos.

Las autoridades congelaron 15 bienes de Jaime Cutiva Quintero, señalado testaferro de las Farc, entro los que se encuentran hoteles, edificios comerciales, dos fincas y cabezas de ganado ubicados en San Vicente del Caguán (Caquetá), Bogotá, Cali y Tuluá (Valle del Cauca).

Durante la operación llamada “milagro celestial”, Jaime Cutiva fue identificado como testaferro de las Farc por un grupo de desmovilizados de la columna Teófilo Forero de las Farc. Al parecer, Cutiva Quintero recibía y comercializaba el ganado con las Farc.

El hombre “ recibía y comercializaba el ganado de las Farc, así como presuntamente daba apariencia de legalidad al dinero producto del narcotráfico, secuestro extorsivo y abigeato, cometidos por la columna Teófilo Forero en la región de Caquetá”, aseguró la Fiscalía.

De igual manera, los testimonios indican que en 2008, Jaime Cutiva justificó su incremento patrimonial por “un milagro del cielo”. Dado que según afirmó cuando labraba la tierra, “cayó una avioneta llena de dinero y producto de ese evento, él obtuvo todos los recursos económicos para conseguir los bienes que en este momento tiene”, señaló Andrea del Pilar Malagón, directora especializada en Extinción de Dominio.

Las pruebas que recaudadas fueron enviadas al delegado de las Finanzas Criminales, quien deberá determinar si Jaime Cutiva Quintero y sus familiares son responsables de los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y testaferrato.

Dentro del proceso de extinción de dominio también se encuentran miles de hectáreas en Meta y Caquetá, que se estima eran latifundios de las Farc.

Cabe recordar que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez aseguró que las autoridades ya identificaron las propiedades y los testaferros de las Farc, que deben ser inventariados y se destinarán a  la reparación material de las víctimas.