Congelarán el cuerpo de adolescente que espera ser revivida en el futuro

Congelarán el cuerpo de adolescente que espera ser revivida en el futuro

18 de noviembre del 2016

En Estados Unidos congelarán el cuerpo de una niña de 14 años, quien padecía cáncer y ganó una histórica batalla para cumplir su último deseo.

“Creo que si mi cuerpo es sometido a la criogenia, tengo la posibilidad de curarme y de que puedan despertarme, incluso si eso ocurre en 100 años”, manifestó la menor en una carta.

Lea también: Medicina Legal da detalles sobre muerte del conductor de Noticias Uno

Según lo describe BBC la adolescente comenzó una investigación sobre este procedimiento poco antes de morir. Se trata de congelar el cuerpo a muy bajas temperaturas tras el fallecimiento.

Aunque sabía que le quedaba poco tiempo, su deseo era continuar viviendo, por lo que pidió que le aplicaran este proceso a su cuerpo con el fin de revivir en el futuro gracias a avances tecnológicos.

Además: Niña de ocho años educa al secretario de Educación de México

El caso generó una amplia discusión en el Reino Unido, su país natal. Incluso llegó a un tribunal, donde fallaron a su favor.

Su madre avaló el procedimiento pero su padre insistía en que dado el caso de que pudiera vivir en muchos años, quizá no recordaría nada y no encontraría a ningún familiar. Sin embargo, terminó aprobándolo.

Le puede interesar: Buscan a pareja que abandonó niña con signos de abuso en hospital de Bogotá

“Se me pidió que explicara por qué quiero hacer esta cosa tan inusual. Solo tengo 14 años y no quiero morir, pero sé que eso va a pasar. No quiero que me entierren. Quiero vivir mucho más y creo que, en el futuro, van a encontrar una cura para mi cáncer. Quiero tener esta oportunidad”, expresó la menor en el documento.

De acuerdo con medios del país europeo, la decisión se tomó en octubre pasado pero el caso se hace público ahora.

Aunque harán realidad la su última voluntad, hasta el momento no hay evidencia que compruebe que la persona que se somete a este proceso pueda volver a vivir.

Su cadáver fue trasladado a un Instituto especializado en criogenización de Michigan, donde cobran alrededor de 45.000 euros.