Procuraduría sale en defensa del patrimonio de Cartagena

Procuraduría sale en defensa del patrimonio de Cartagena

20 de febrero del 2018

En una carta el procurador general, Fernando Carrillo, le dio 48 horas al alcalde encargado de la ciudad de Cartagena para que adopte las medidas administrativas sobre el edificio Aquarela. Esta construcción afectó el patrimonio paisajístico de la ciudad y pone en riesgo el título de patrimonio universal que le otorgó la UNESCO a la ciudad.

El procurador criticó la actuación de la Alcaldia. Hizo mención a las acciones que desde octubre de 2017 venía adelantando la inspectora de la policía de la comuna 2 de La Heróica, quien había suspendido la construcción. Sin embargo, remarca la carta, esa funcionaria fue removida el ocho de febrero del presente año y desde esa remoción no se han adelantado acciones contra la construcción.

Se deberán tomar las acciones pertinentes para detener la construcción del edifico Aquarela que el ente de control ve con gran preocupación. La carta advierte que no escatimará en sanciones a las autoridades competentes en caso de no tomarse las acciones necesarias

La determinación del ministerio público se da en razón de proteger el “interés general”. A esto refiere que la ciudad fue declarada patrimonio mundial por la UNESCO en 1984. Esa es la problemática que ha despertado el interés de todas las autoridades y los medios, porque en una revisión de la UNESCO a finales del año pasado, determinó que si el edificio continuaba su construcción, podría anular el estatus que obtuvo la ciudad. 

Pero la advertencia ya había sido proclamada antes por la Procuraduría. A finales del mes de Octubre el ministerio público se fue lanza en ristre contra el edificio Aquarela. En esa ocasión le solicitó al Juzgado Décimo Administrativo Oral que suspendiera tanto la construcción, como las licencias y modificaciones del Plan de Ordenamiento Territorial que permitieron la construcción.

Por si fuera poco, el predio no solo ocupa 200 metros dentro del lugar de conservación sino que además fue autorizado para construir 4 torres de entre 30 y 32 pisos, en un lugar donde solo están permitidos 4 plantas. La construcción se aprovechó de la ley que no limita el número de pisos para viviendas de interés social, por lo que nominó así a sus viviendas y recibió el aval de los 32 pisos.

Esa determinación de la Procuraduría en Octubre del año pasado, llamó la atención de la UNESCO que en una visita durante 12 al 16 del pasado mes de diciembre, advirtió de la necesidad de detener la construcción y tomar las decisiones pertinentes. 

Por ahora hay cerca de 920 personas afectadas por la construcción, que habían adquirido apartamentos en la construcción con la esperanza de tener una vivienda con el beneficio de interés social. Esa es otra de las razones de la Procuraduría para exigir acciones prontas, con el fin de que no se aumente el número de compradores ingenuos.

Se espera la respuesta del alcalde encargado Sergio Londoño respecto a la carta que envió el ministerio público.