Consumo de drogas es un tema de salud mental

25 de agosto del 2018

Ante la plenaria del Senado de la República, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, expuso las líneas de trabajo del Gobierno para la prevención y la mitigación del daño ocasionado por el consumo de sustancias psicoactivas. El ministro señaló que el gobierno del presidente Iván Duque ha planteado el reto […]

Juan Pablo Uribe Min Salud

Ante la plenaria del Senado de la República, el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, expuso las líneas de trabajo del Gobierno para la prevención y la mitigación del daño ocasionado por el consumo de sustancias psicoactivas.

El ministro señaló que el gobierno del presidente Iván Duque ha planteado el reto de formular una política integral contra el consumo, por ello, el sector salud deberá abordar la problemática desde la demanda abarcando los cuatro grandes retos en salud mental, entre los que se incluyen la depresión, el suicidio y la violencia contra la mujer y la niñez.

“El consumo de sustancias psicoactivas con frecuencia es una patología dual, un porcentaje de muchachos y muchachas pueden tener factores de base de enfermedad mental. Por eso, es importante que quienes estamos en el sector salud veamos esos factores para prevenir y evitar que se vuelvan parte de las estadísticas de consumo”.

Aparte de la necesidad de un abordaje integral, el ministro dijo que el trabajo se realizará de manera integrada, pues los esfuerzos deben darse tanto en un ámbito intersectorial como en los distintos niveles del territorio: nación, departamentos y municipios.

El titular de la salud manifestó su preocupación por el incremento del consumo en mujeres, escolares y universitarios. Asimismo, recordó la importancia del elemento educativo que deberá materializar en colegios y universidades, también, se sumarán esfuerzos en los grupos de poblaciones vulnerables.

“En consumo de alcohol mantenemos una prevalencia alta en la población general, a pesar de que la incidencia en las personas más jóvenes se ha reducido. En tabaco ha habido una reducción, pero hay tres alarmas fundamentales: el incremento en el consumo de marihuana, de cocaína y en general de sustancias psicoactivas”.

Finalmente, el ministro anticipó una revisión de las normas de habilitación de las instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS) y la necesidad de fortalecer la acreditación. A su vez, explicó que para efectos del tratamiento deberá revisar las condiciones de habilitación de las IPS para que estén al servicio de la seguridad y la facilidad del paciente y la familia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO