Corea del Norte responderá con “mar de fuego” a EE.UU.

Shutterstock

Corea del Norte responderá con “mar de fuego” a EE.UU.

6 de agosto del 2017

Corea del norte amenazó con responder con mar de fuego a las sanciones aprobadas en su contra en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, según se informó en las últimas horas.

“El día en que Estados Unidos se atreva a provocar a nuestra nación con armas nucleares o con sanciones, el territorio estadounidense será sumergido en un inimaginable mar de fuego”, anota un editorial publicado por el diario oficial norcoreano, Rondong Sinmun.

En el artículo titulado ‘Corea del Norte debe invertir su política’, el portavoz del régimen dijo: “Además de deshacerse completamente de su hostil política hacia Corea del Norte, la única opción para los Estados Unidos es la autodestrucción”.

“Cuanto más se esfuerza la banda de Trump para salir del conflicto más se excitan nuestros ejércitos, dando más razones para que la república (de Corea del Norte) posea armas nucleares”, dice el comunicado.

De hecho, el editorial apunta que “una fuerte disuasión de  guerra es una opción estratégica esencial de la defensa nacional para nuestra gente que pasó por una guerra horrenda”.

En una resolución promovida por Estados Unidos y aprobada por unanimidad, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó enérgicamente los lanzamientos balísticos realizados por la República Popular Democrática de Corea el 3 y 28 de julio de 2017 y llamó nuevamente al gobierno de Pyongyang a abandonar su programa nuclear.

La sanción impuso una prohibición general de las exportaciones norteamericanas de carbón, hierro y mineral de hierro, imponiendo también restricciones a sus ventas de plomo, mariscos y mano de obra en el extranjero. Se espera que la medida reduzca al menos un tercio de los ingresos anuales de exportación de Corea del Norte por un valor de 1.000 millones de dólares por año.

Asimismo, establece medidas financieras, sectoriales, de transporte y a personas y entidades, entre las que se cuenta la prohibición a los Estados de asociarse financieramente con individuos o entidades norcoreanas. Aunque esta sanción provocará efectos en la economía local, el gobierno de Corea del Norte no se quedará quieto e intentará revertir esta decisión.