Corea se asustó con el ‘Diablo’ y se devolvió a casa

Corea se asustó con el ‘Diablo’ y se devolvió a casa

26 de Junio del 2014

La de hoy era la última oportunidad para Corea. Enfrente, una Bélgica que llegó clasificada a octavos de final y no necesitaba resultado alguno. Para los asiáticos lo único que servía eran los tres puntos y esperar un empate entre Rusia y Argelia. En Curitiba le dieron una mano, pero su fútbol no fue suficiente para aprovecharla.

Sin importar esa urgencia de victoria, Corea no pudo hacerse al control del partido desde el principio. La pelota no tuvo dueño alguno y las opciones de gol fueron escasas. Tímidos remates de larga distancia evitaron que los asistentes a la Arena de Sao Paulo fueran víctimas del aburrimiento. Corea ejecutó los disparos más certeros pero Thibaut Courtois evitó con un par de atajadas que su arco fuera vulnerado.

Bélgica también generó peligro. En la aproximación más importantes de los ‘Diablos’, Dries Mertens estuvo frente a frente con el portero Seunggyu Kim pero envió el balón a los cielos de la noche paulista. El remate de la primera parte fue friccionado y los europeos lo pagaron con la expulsión de Steven Defour.

La superioridad numérica no le significó ventaja  alguna a los asiáticos en el segundo tiempo. Bélgica. La trama del libreto que escribieron ambos equipos no cambió. Los remates fuera del área se convirtieron en la constante pero con lo justo, Bélgica se quedó con el botín que parecía no tener dueño alguno.

Criticados pero los belgas ganaron todos sus partidos de la fase de grupos. Un error en la salida coreana desembocó en un remate de Origi, el portero Kim dio rebote y Jean Vertonghen no perdonó, al minuto 77 anotó el gol de la victoria para los dirigidos por Mark Wilmots. Corea su asustó sobre el final y no pudo contener la fiereza de los ‘Diablos Rojos’ que se clasificaron a segunda ronda primeros de su grupo y se verán las caras en esa instancia ante Estados Unidos.

Por: Sergio Jácome

En Twitter: @Sergio_Jacome