Crean programa para empoderar a mujeres excombatientes de Farc

11 de septiembre del 2019

Sin embargo, participan varios hombres también excombatientes de las Farc.

Crean programa para empoderar a mujeres excombatientes de Farc

Alrededor de 300 mujeres de diez municipios colombianos, todas ellas excombatientes de la antigua guerrilla de las Farc, participan en un programa estatal de empoderamiento de género encaminado a mostrar la valía e importancia de la mujer en la implementación de la paz en el país.

“El objetivo es empoderar a las mujeres y demostrar que somos capaces de asumir cualquier trabajo u oportunidad que nos den, entre ellos apoyar el proceso de implementación de paz en el país, al tiempo que trabajamos en borrar el estigma de que nuestros roles están destinados solo a las labores del hogar”, dijo a Sputnik la excombatiente de FARC, Soranyi, acerca del programa instrumentado por la estatal Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN).

Por su parte, María del Pilar Ruiz, asesora de la Dirección Programática de la ARN, afirmó a esta agencia que “el 23 por ciento de la población excombatiente corresponde a mujeres FARC (2.608) y de ese porcentaje queremos llegar a unas 300 mujeres, ojalá pudiéramos llegar a más en todo el territorio; este es el primer grupo piloto al que acogemos para impulsar el fortalecimiento de sus capacidades”.

El proceso hace parte del acuerdo final de paz, según el cual la ARN lidera diferentes acciones con mujeres excombatientes y miembros de las comunidades con el propósito de fortalecer su incidencia en asuntos públicos, la promoción de agendas de mujeres a nivel territorial y nacional, así como la promoción y prevención en derechos sexuales y reproductivos.

Andrés Stapper, director general de la ARN, según declaraciones difundidas por el organismo, afirmó que “las mujeres son protagonistas dentro del proceso de reincorporación”.

Añadió que para el Gobierno nacional es “una prioridad adelantar todas las acciones necesarias para el cumplimiento de los compromisos adquiridos con las exintegrantes de las FARC, fortaleciendo sus procesos de incidencia y participación”.

La iniciativa se implementa en los antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación Santa Lucía (Ituango, noroeste), San José de Oriente (Manaure, norte), Pondores (Fonseca, norte), Las Colinas (San José del Guaviare, sur), La Guajira (Mesetas, norte), La Variante (Tumaco, suroeste), Caño Indio (Tibú, nordeste), y en zonas de Mutatá (Antioquia, noroeste), Pasca (Cundinamarca, centro) y Cali (suroeste).

El programa ha permitido a la ARN llegar a varias regiones del país y recoger los intereses y las necesidades de las mujeres de la exguerrilla FARC.

Desde julio pasado esas mujeres reciben capacitación en empoderamiento, sexualidad, derechos reproductivos y comunicación con las comunidades, entre otros temas, con el fin de construir un proyecto comunitario con énfasis en construcción de paz y enfoque de género.

Le puede interesar: Incendio forestal en Cristo Rey en Cali

Ruiz afirmó que “lejos de ser un proceso catedrático es un proceso dinámico que brinda herramientas y habilidades para la comunicación, entendiendo que estas habilidades son fundamentales para la incidencia política de las mujeres en sus territorios, para su interlocución con actores locales”.

El programa también involucra a las comunidades de las cuales hacen parte las excombatientes de FARC, así como a poblaciones vecinas en las cuales ellas tienen un rol activo y en las que hacen parte de la toma de decisiones para identificar problemáticas que las afectan y generar soluciones.

Ruiz agregó que “de este modo se busca promover espacios para el encuentro entre ellas y la comunidad, y poder gestionar ante autoridades locales, territoriales, alcaldías y gobernaciones proyectos que vayan en beneficio de su propio liderazgo femenino y de rescatar el rol que tienen las mujeres en la sociedad”.

Según Soranyi, quien coordina el Comité de Mujer y Género en la aldea San José de León (en Mutatá, Antioquia), aunque el proceso tiene un enfoque de género para trabajo con mujeres participan varios hombres, también excombatientes de FARC.

“La inclusión de los hombres en el proceso ayuda a alivianar cargas, a que haya equidad y a que el trabajo se haga más fácil”, dijo.

El programa de capacitación con las excombatientes de FARC durará hasta octubre, tiempo desde el cual ellas deberán difundir ante otras comunidades los saberes que han obtenido en estos cuatro meses en temas que también involucran el deporte y la economía.

Soranyi, por ejemplo, tiene previsto designar un equipo del comité que ella coordina, y que está integrado por 27 mujeres y 7 hombres, para que realice dicha labor.

“Esperamos llegar a unas 50 personas de las comunidades vecinas”, destacó.

Para el Gobierno la participación de las mujeres de la comunidad en estos procesos es también una parte fundamental de la construcción de paz, ya que es gracias a ellas que se puede recuperar la confianza que fue afectada por el conflicto armado y, a la vez, generar garantías de no repetición.

El proceso cuenta con el apoyo del instituto cultural público British Council (Consejo Británico) en Colombia, que tiene una línea de trabajo de educación y sociedad que ha sido implementada desde hace 10 años en varias regiones del mundo y que busca fortalecer capacidades de las comunidades para favorecer la identificación de soluciones a sus problemáticas cotidianas.

El British brinda apoyo al Gobierno en algunos aspectos relacionados con la implementación de paz, debido a que Reino Unido también apoya el proceso de reinserción de excombatientes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO