Ortega, en persona, desmiente rumores de su muerte

Ortega, en persona, desmiente rumores de su muerte

4 de marzo del 2014

Tras ausentarse más de nueve días de los actos públicos en su país, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega reapareció en público y desmintió los rumores que señalaban una grave crisis de salud o incluso su muerte.

Ortega y su esposa, Rosario Murillo, encabezaron una recepción al nuevo cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes, quien llegó en la noche del lunes al aeropuerto de Managua. En el evento lo acompañaron cientos de fervientes católicos y el mandatario ‘nica’, durante palabras en público, le dijo al jerarca católico: “Usted hizo el milagro de resucitarme porque, para un montón de gente, estaba muerto”.

En las últimas semanas, siempre a última hora, se ha anunciado la ausencia del mandatario en importantes eventos de Estado, quizá el más notorio el que se celebró el pasado 26 de febrero en el que se conmemoró la  insurrección del pueblo indígena de Monimbó (Masaya), donde murió su hermano Camilo hace 36 años.

Ante la ausencia del mandatario, el diputado de la Bancada Alianza PLI, Eliseo Núñez Morales calificó como “extraña” la desaparición de Ortega del panorama político, y aunque no se atrevía a hablar de muerte, Núñez recordó que hace 20 años el jefe de Estado de Nicaragua “tuvo un problema cardíaco serio de obstrucción de arterias”.

Ortega, no obstante, no explicó los motivos de sus ausencias en actos públicos. El acto de reaparición fue transmitido por la televisión estatal.