Mujer recibe críticas por no recoger heces de su perro

23 de marzo del 2019

Tildan el caso de “condena social exagerada”.

Mujer recibe críticas por no recoger heces de su perro

El controvertido caso de una joven mujer que no recogió las heces de su perro en un conjunto residencial al norte de Bogotá, ha generado una cantidad de críticas en las redes sociales.

Tal acción que se estipula como una infracción en el Código de Policía, provocó que tanto entidades como personas, aseguren que es el deber mínimo de una persona con su mascota. Pero a su vez, que otros usuarios de las redes sociales, tildaran el caso como “condena social exagerada” y “Bullying”.

En el corto audiovisual se puede escuchar la discusión que llevaron las dos mujeres. La indignada reclamó que la dueña del rotweiler no quería recoger sus excrementos y afirmó que “me parece asqueroso, ¿tú sabes que acá hay niños?”.

Respuesta que no demoró en dar la propietaria, quien con muestras de ira,  gritó que “no voy a recoger algo que se descompone en dos semanas en una bolsa que dura de 300 a 400 años en descomponerse ¡Es una regla absurda!”.

“Eres una niña muy inmadura (…) tú estás viviendo en una sociedad. Yo tengo dos perros, soy la más animalista, soy super ecológica y recojo eso con bolsas ecológicas que se descomponen en dos semanas”, apuntó la residente que pedía respeto por el sector.

Para el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, este evento de convivencia social fue perfecto para recomendar a los animalistas “evitar problemas de olores, sacar los perros con correa (bozal si es raza fuerte), y mantiene al día las vacunas y atención veterinaria”, además, recoger los excrementos con una bolsa y no dejarlos en el piso.

Tras la desmedida lluvia de críticas y burlas que se han generado a la dueña, a quien ya identificaron en sus redes sociales, algunas personas piden que se detenga el bullying, ya que puede considerarse como un error frecuente que no merece el escarnio público, simplemente la enseñanza.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO