Japón sigue en alerta

19 de junio del 2018

Las autoridades de Takatsuki, una de las ciudades más afectadas en Japón, habría elevado la cifra de víctimas mortales a cinco, luego de confirmar la muerte de un hombre de 66 años por terremoto el registrado en las últimas horas. Los heridos aumentan a 389. Aproximadamente 1.000 personas siguen en los refugios de las zonas […]

Japón sigue en alerta

Las autoridades de Takatsuki, una de las ciudades más afectadas en Japón, habría elevado la cifra de víctimas mortales a cinco, luego de confirmar la muerte de un hombre de 66 años por terremoto el registrado en las últimas horas. Los heridos aumentan a 389.

Aproximadamente 1.000 personas siguen en los refugios de las zonas afectadas, donde aún registran temblores que alcanzaron las escala de cuatro grados de Richter.

Según la Agencia Meteorológica de Japón, las fuertes lluvias que se pronostican hasta este miércoles podrían causar deslizamientos de tierra, pues el sismo habría ablandando el terreno que también alertaría de un posible movimiento similar en los siguientes días.

Por otro lado, Osaka, recupera la normalidad luego del terremoto. El transporte público comenzó a funcionar de nuevo este martes luego de suspenderse 113 trenes balas, lo que afectó a unos 230.000 pasajeros.

Se cancelaron 80 vuelos. El aeropuerto de Kansai en Osaka fue cerrado mientras se tomaba precaución y se revisaba el estado de las pistas. Las autoridades confirman que ninguno de los reactores con los que se cuenta se vieron afectados.

Se habrían destruido casi 470 viviendas de cuatro provincias, que causó el derrumbe de edificios e incendios, según reportó el departamento de bomberos.

Sin embargo, a pesar de la magnitud del terremoto, la Agencia Meteorológica no activó la alerta de tsunami. El movimiento se reportó al rededor de las 7:58 p.m hora local y el epicentro tuvo diez kilómetros de profundidad en la prefectura localizada en la Isla de Honshu. Osaka no registraba una intensidad de tal magnitud desde 1923.

Algunas ciudades continúan sin agua y gas, por tal motivo las localidades vecinas prestan ayuda a los afectados, mientras llegan las autoridades con las ayudas pertinentes. La electricidad después de 170.000 viviendas afectadas, se recuperó en su totalidad.

Mientras que los 110.000 damnificados por el corte del gas recuperarán el servicio en aproximadamente diez días, según la empresa Osaka Gas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO