Cuatro detenidos en protestas contra las corridas de toros en Bogotá

Cuatro detenidos en protestas contra las corridas de toros en Bogotá

30 de enero del 2017

La Personería de Bogotá confirmó que cuatro de los manifestantes que se conglomeraron en inmediaciones a la plaza La Santamaría para rechazar las corridas de toros fueron conducidas al Centro de Traslado por Protección, antes Unidad Permanente de Justicia (UPJ).

Lea también: De La Santamaría a las redes sociales

En ese sentido, la entidad dijo que los aprehendidos no pertenecen a organizaciones animalistas ni antitaurinas, por lo que destacó el comportamiento de estos grupos.

“Los cuatro jóvenes que han sido capturados no pertenecen a los grupos animalistas, no son antitaurinos, entonces es un llamado para mantenernos en esta jornada de protesta dentro de la sensatez y la tolerancia”, precisó la personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda.

Fotos: Ellos le dijeron sí a las corridas de toros

Para la segunda fecha del regreso de la temporada taurina a la ciudad, incluso los representantes de dichas organizaciones eligieron algunos de sus miembros para evitar desmanes y acciones violentas.

Con arengas como ‘no más olé’ y ‘sí a lectura, no a la tortura’, cientos de personas demostraron su inconformismo por las corridas de toros. Algunos animalistas llevaron sus libros favoritos para demostrar que las manifestaciones tenían un tinte pacífico. Asimismo otras organizaciones lideraron un minuto de silencio por los toros que fueron sacrificados.

Le puede interesar: Esto cuesta ir a una corrida de toros en Bogotá

Corridas de toros, en manos de la Corte

Se espera que este lunes 30 de enero la Sala Plena de la Corte Constitucional reanude la discusión frente a la demanda que busca penalizar los espectáculos taurinos en Colombia.

El objetivo será discutir dos demandas que incluyen este controvertido tema. Una de estas busca que la llamada ‘fiesta brava’ se adelante, pero con la condición de que no se hiera o se cause sufrimiento en los animales. En palabras del magistrado Alberto Rojas, se trata de un desmonte progresivo con el fin de evitar el maltrato y la tortura, lo que estaría acorde con algunas de las reclamaciones de las organizaciones animalistas y ambientales.

De otra parte la Corte Constitucional discutiría la ponencia del magistrado Linares, que en cambio apoya con firmeza las corridas de toros en Colombia, respaldándolas como una tradición cultural y un derecho de las minorías.